En el interior de Alicante, el Hotel con encanto Masía La Mota, al lado de la ciudad de Alcoy, ofrece un entorno aislado, en un paraje protegido, entre Parques Naturales, y con una impronta histórica del máximo interés.

Hotel con encanto Masía La Mota. Parque Natural de la Font Roja

Hotel Masia La Mota

Hotel con encanto Masía La Mota. Alcoy. Alicante

Ctra. de la Font Roja (CV 797) Km.5, 03801, Alcoy/Alcoi. Provincia: Alicante/Alacant. Comarca: L’Alcoià. Com. Autónoma: Comunitat Valenciana

Coordenadas: 38°40’29”N 0°30´28,48”O. Altitud: 695 msnm. Población en el municipio: 58.977 habitantes (2018)

Web: masialamota

Teléfono: 966 540 370, 600 281 925

12 habitaciones

Estancia: 2019

Mapa de situacinn del Hotel Masia La Mota (Google maps 2019-12-07)
Mapa de situación de Masía La Mota (Google maps 2019-12-07)

Hotel con encanto Masía La Mota. Alcoy. Alicante

En mi recorrido por la España peninsular quería acercarme a la zona de Alicante. No tenía ninguna preferencia de destino predeterminada, pero con una cierta preferencia por el interior. Todo quedaría condicionada a la elección del lugar de alojamiento, que cumpliese mis criterios de turismo tranquilo. A partir de su ubicación ya organizaría mi visita.

Los que conocéis la Península, sabéis que cualquier sitio que se elija está lleno de posibilidades cultural-territoriales a su alrededor. Nunca falla. 

Tomada la decisión de dirigirme a la zona de Alicante quedaba por escoger el alojamiento y, a partir de él, organizar las visitas.

Elección de la salida

En esta ocasión no disponía de ninguna información previa que me orientase en la elección de un alojamiento concreto. La decisión quedaba a merced de acertar en la elección a partir de bucear por Internet.

Finalmente, la elección recayó en el Hotel con encanto Masía La Mota, en Alcoy/Alcoi (esta es la denominación oficial).

Se ofrecía como una masía del siglo XVII rehabilitada y aislada, entre los parques naturales El Carrascal de La “Font Roja” y la “Serra de Mariola“, así como con un restaurante bien valorado. A priori cumplía con mis tres requisitos básicos. Además de presentarse como un referente en sostenibilidad ambiental.

Digamos que la elección fue acertada y que solo falló en un punto. En la época de mi estancia el restaurante estaba cerrado los días laborables, y la propuesta de la cena quedó algo limitada, en mi apreciación.

El emplazamiento está efectivamente aislado en medio de campos de olivos y bosque. A una distancia de unos 8 kilómetros de Alcoy y unos 15 minutos en coche. Además, en una posición elevada que ofrece una panorámica sobre la ciudad, en la abertura que dejan los montes circundantes en dirección noreste.

Hotel Masia La Mota (Google-maps-2019-12-07)
Situación Hotel Masia La Mota (Google maps 2019-12-08)
Localización del Hotel Masía La Mota (Google maps 2019-12-07)

El alojamiento: Hotel con encanto Masía La Mota

El Hotel es propiedad y esta regentado por Indira Amaya y Edgar Ameglio, un matrimonio panameño afincado en España. Ellos fueron los que decidieron rehabilitar la masía para convertirla en un Hotel con encanto.

Este era el estado de la masía en el año 2000.

Hotel Masia la Mota en el año 2000

La masía actual es un complejo edificio formado por una unidad constructiva que fue evolucionando a lo largo de los años, adaptada a las necesidades de cada momento. La producción agropecuaria que se desarrollaba en la masía fue configurando varios módulos, componiendo y creando la construcción original. De ahí que el aspecto que Masía La Mota ofrece sea de un conjunto de edificios, a modo de pequeña aldea.

Al llegar, desde la carretera de acceso se domina el paisaje de la Masía, y se aprecia claramente esta complejidad constructiva, con un gran atractivo. Atractivo que se complementa con el entorno natural que la rodea.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

Los exteriores de Masía La Mota los caracteriza las épocas de su construcción. Por ello, cada cuadrante de fachada exterior es diferente. Cada fachada reflejaba un aspecto diferente según su orientación, así pues, la orientada hacia el Norte resulta más austera y cerrada para protegerse del viento tramontano invernal. Así, la meteorología fue otro factor tomado en consideración en la construcción de Masía La Mota, por las fuertes tormentas generadas en el micro clima de la ladera norte de la Font Roja, que proceden de Levante.

En la remodelación, los actuales propietarios, señalan que han intentado unificar el semblante exterior con toques que lograsen darle un denominador común con valores estéticos de una época que se ubicara en tiempo y espacio alrededor de la segunda mitad del siglo XIX.

Desde el aparcamiento se impone una imagen de belleza y entronque con el entorno, como bienvenida que ya predispone a una estancia placentera.

La planificación de la jardinería y la proyección del paisajismo también buscan este efecto. Los bancos, fuentes y jardines en continua evolución, también responden a la intención de crear micro ambientes aptos para disfrutar del entorno que circunda el Hotel.

Hotel Masia La Mota

Accedo a la recepción, que al mismo tiempo es sala de estar, a través de un poche de dos niveles.

Hotel Masia La Mota

El mobiliario y la decoración, sin descartar elementos de modernidad, nos sitúan en un ambiente que los propietarios definen como clásico, en el sentido de mantener una unidad con la arquitectura de las distintas partes del edificio.

Un atractivo de la distribución interior lo ofrece la ausencia de uniformidad que puedes encontrar en otros lugares, ya que las 12 habitaciones de que dispone se han debido adaptar a la estructura del edificio, que se ha visto que no tiene nada de regular.

Por ello, tras los trámites de inscripción de rigor, me tienen que acompañar hasta la habitación, por un vericueto de pasillos.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

En la reserva ya me habían especificado que “Estas habitaciones con cama de matrimonio tienen vistas al patio interior cubierto del hotel, tan característico y acogedor; donde el sonido del agua de la fuente y el canto de los pájaros te harán desconectar por completo y con decoración con muebles de época”.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

Ya conocéis que me gusta buscar siempre el lado exterior de la ventana de la habitación. En este caso ello me lleva al patio interior. Este patio forma parte de la zona de residencia que los propietarios se han reservado para ellos.

Indira y Edgar no tienen ningún inconveniente en mostrármelo, con lo que además podré apreciar todos los detalles con los que cuidan esta casa.

La ventana es la primera superior de la derecha. Satisfecha mi curiosidad.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

El desayuno se sirve en un espacio específico, con una barra de bar, y adornado con grandes banderas.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

Los productos son de calidad, y algunos elaborados en la propia Masía, como el aceite y la miel.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

Respecto al restaurante no puedo decir nada. Los días laborables entre semana permanece cerrado, por lo que no tuve ocasión de degustarlo.

Seguramente debo considerarlo un fallo mío porque, si entras en la web del restaurante, informan de estos horarios, consulta que efectué a posteriori. No debí dar por hecho que un hotel que también publicita un restaurante de calidad no estaría siempre a disposición de los huéspedes. Es la primera vez que me he encontrado en esta situación, pero de la experiencia también se aprende.

En cuanto a la cena, entre la información que encuentras en la habitación, una hoja-menú te ofrece la posibilidad de que “Los alojados del hotel pueden solicitar servicio de cenas avisando con antelación al personal del hotel…la carta de servicio de habitaciones incluye cosas como ensalada, bocadillos, sandwich, queso, jamón … y siempre un buen postre casero”.

Así lo hice, no me apetecía recorrer de noche los kilómetros hasta Alcoy, lugar más cercano con restaurantes. Solo dos reparos a este servicio. Lo limitado de la oferta de lo que podríamos llamar segundos platos -tres tipos de bocadillos o tortilla a la francesa-, y el horario tan “europeo” del servicio cuando la persona encargada del día te “sugiere” que bajes a comer al comedor a las 19 p.m. Hay que decir que, excepto la tortilla a la francesa, el resto de productos fueron de gran calidad, especialmente la ensalada mixta de la casa, con productos con gusto a naturales.

Continuo el recorrido. En la planta baja, diversos espacios de estar ofrecen un ambiente acogedor, incluido un hogar para los días más fríos.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

Pero donde realmente la Masía la Mota ofrece su máximo atractivo es en los exteriores.

El primer atractivo es el aislamiento en un entorno que acopla perfectamente los espacios ajardinados con los bancales de la explotación agraria, especialmente de olivos.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

Con una gran plaza circular frente a la fachada.

Hotel Masia La Mota

Una zona de barbacoa para el buen tiempo.

Hotel Masia La Mota

Y el acierto de haber distribuido mesas y bancos por los alrededores, desde donde contemplar las vistas sobre Alcoy o sobre los Parques Naturales.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

Para redondear la simbiosis puedes cruzarte con un par de asnos que tranquilamente pacen por los alrededores.

Hotel Masia La Mota

El complemento lúdico de toda la oferta se encuentra en las piscinas.

Hotel Masia La Mota

Para finalizar este recorrido por el Hotel Masía la Mota contrasto dos imágenes que podemos obtener de la perspectiva sobre Alcoy, tanto de día como de noche.

Hotel Masia La Mota

El lugar, el edificio, las instalaciones y el aislamiento de la localización creo que se merecen una excelente valoración.

Un último aspecto, en estos momentos muy valorado, se centra en la preocupación ecológica, donde se solicita la colaboración del huésped.

La Masía la Mota produce y comercializa aceite de oliva virgen que encontré de excelente calidad. También ofrece la posibilidad de comprar otros productos de la zona.

En el expositor podemos contemplar una fotografía de Indira y Edgar.

Hotel Masia La Mota

Solo recordar que lo escrito hasta aquí es mi apreciación personal, libre y sin ningún tipo de interés o patrocinio externo.

El territorio: Comarca de L’Alcoià

La comarca de L’Alcoià (Hoya de Alcoy), donde se ubica el Hotel Masía La Mota, es de nueva creación y se subdivide en dos subcomarcas. Al sur la Hoya de Castalla y al norte parte de la histórica comarca del Valle de Alcoy. Se encuentra en el interior de la provincia d Alicante.

Se trata de una comarca montañosa, con varios Parques Naturales. Destacan la Sierra de Mariola y el Parque Natural del Carrascal de la Font Roja, donde, en la zona norte de este último se localiza La Masía La Mota.

En los dos Parques Naturales la vegetación predominante es la carrasca (Quercus rotundifolia), una encina de bellotas, y también pino carrasco (Pinus halepensis) con origen en la repoblación forestal. En zonas de umbría bosque caducifolio de fresno, arce y quejigo.

Económicamente, la actividad históricamente se ha distribuido entre la agricultura de cultivos de interior y la industria, en especial textil, papel y juguete, con problemas de readaptación. Los últimos años se ha incorporado el turismo como complemento económico.

Propuestas de salidas

Paseos por el entorno

Ya he indicado que el entorno natural, sin ninguna otra construcción próxima al edificio de la Masía, permite pasear por el campo de los alrededores, de bosque y de bancales con olivos, o bien sentarse a contemplar el paisaje y relajarse en alguno de los bancos que han distribuido por los alrededores.

También han tenido el acierto de colocar algunos objetos vinculados a la actividad agrícola por los alrededores, que incentivan a caminar un poco para acercarse a contemplarlos.

Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota
Hotel Masia La Mota

Caminata por la Via Verda d’Alcoi

De la Masía parte un sendero entre olivos en dirección noreste que conduce a la Via Verda d’Alcoi, a unos 250 metros.

Hotel Masia La Mota

Por el Parque Natural del Carrascal de la Font Roja, la vía aprovecha el trazado del antiguo ferrocarril Alcoy-Alicante, con lo que el recorrido es suave. Los túneles y viaductos del ferrocarril fueron construido entre los años 1927-1932, pero el ferrocarril nunca llegó a funcionar.

Desde el punto en el que enlazo con la Vía Verde, esta se puede recorrer en ambas direcciones. Hacia la izquierda, el recorrido lleva hasta Alcoy. Hasta las primeras edificaciones de la ciudad hay unos 2 kilómetros.

En dirección hacia la derecha, termina en la localidad de Ibi. En total 10,3 kilómetros de Vía.

Tomo la dirección de Alcoy, y pasaré por túneles y viaductos, sin cruzarme con ningún vehículo, como mandan los cánones.

Al poco tiempo llego al puente de les Set Llunes (de las Siete Lunas), sobre el río Palop, de 260 metros de longitud y altura máxima de 50 metros.

Via Verda d’Alcoi
Via Verda d’Alcoi
Via Verda d’Alcoi

Desde el Puente de las Set Llunes (Siete Lunas) observo la gran diversidad paisajística y natural con las vistas sobre el valle del río Palop, en la dirección del Paraje Natural Municipal de “Els Canalons – Racó de Sant Bonaventura”, auténtico corredor biológico entre los parques naturales del Carrascal de la Font Roja a la izquierda y la Serra de Mariola, a la derecha.

Seguidamente aparecerá el primer túnel de mi recorrido, el Túnel Glorieta del Salt, de 321 metros. Muy bien iluminado, como puede apreciarse.

Via Verda d’Alcoi

A la salida un nuevo viaducto, el Pont del Salt, sobre el Río Barxell, desde donde se empiezan a vislumbra las primeras construcciones de Alcoy. Pero para llegar aún deberíamos atravesar el Túnel Riquer.

Via Verda d’Alcoi

En el regreso, puedo admirar la privilegiada situación del Hotel Masía La Mota junto a la masa boscosa del Parque natural del Carrascal de la Font Roja.

Una señalización me avisa de que debo tomar el sendero, ahora cuesta arriba, que me llevará al Hotel Masía La Mota.

Ha sido un recorrido agradable e interesante por un camino que, a la hora del atardecer, está muy concurrido de senderistas y corredores.

Font Roja y Santuario de la Verge dels Lliris

A 10 minutos en coche, 4,6 kilómetros desde el Hotel, se puede subir hasta la popular Font Roja, que da el nombre al lugar, y restaurada en 1891.

En el mismo paraje se alza el Santuario de la Verge dels Lliris (Virgen de los Lirios), que recuerda la aparición de la imagen de la Virgen María en el bulbo de un lirio en 1653.

Santuari de la Font Roja Alcoi

Junto al Santuario se ha construido el gran edificio Font Roja Natura. En él se facilita información sobre el Parque, y se pueden visitar diversas exposiciones temáticas, audiovisuales, maquetas, exposiciones fotográficas de fauna y flora, un arborétum, una colmena de abejas y un paseo virtual por el Parque mediante ordenador.

Santuari de la Font Roja Alcoi

En este Parque todavía se pueden observar las huellas de actividades que el hombre desarrolló aprovechando los recursos naturales; las carboneras; los antiguos hornos de cal; la explotación de las tierras cultivadas sobre las faldas de la montaña; las Masías y las cavas o pozos de nieve.

Para acercarse a ver estos elementos, se han diseñado dos itinerarios de fácil recorrido.  

Junto al Santuario existe una gran área recreativa de «pic-nic». También se puede acampar, solicitando el correspondiente permiso en el Espai Jove de Alcoy (965 53 71 41). Al tratarse de un área protegida, no se puede circular en bicicleta.

Por mi parte, me limité a admirar el paisaje y las magníficas vistas, desde un mirador exterior que rodea gran parte del edificio, sobre el Barranc de l’Infiern.

Santuari de la Font Roja Alcoi

Al frente, en dirección norte, el Parque natural de la Sierra de Mariola. Y hacia levante Alcoy.

Santuari de la Font Roja Alcoi

Desde la lejanía, destaca el grandioso edificio sobre la ladera de la montaña.

Salida de media jornada

Alcoy/Alcoi

La salida de media jornada la destiné a visitar la Ciudad de Alcoy.

Situada en el interior de la provincia de Alicante/Alacant, es una de sus ciudades más importantes.

Con independencia de la ocupación desde época prehistórica del territorio, la referencia histórica escrita más antigua del nombre de Alcoy, corresponde al año 1248.

Los orígenes medievales se constatan, entre otros lugares, en la Torre de Na Valera, en las murallas medievales del siglo XIII.

Alcoi

La ciudad moderna de principios del siglo XVII, podemos observarla a partir de un gravado en el Museo Arqueológico Camil Visedo.

Alcoi

El modernismo y la industrialización tienen un buen reflejo en Alcoy, como en esta fachada de la calle Sant Nicolau,29, del arquitecto Vicente Pascual.

Alcoi

La orografía del conjunto de la ciudad ha precisado la construcción de numerosos puentes. Un ejemplo que entronca con la arquitectura del hierro lo podemos observar en el Viaducto de Canalejas sobre el río Molinar, de 1907. Tiene 162 metros de longitud y 54 metros de altura máxima.

Alcoi

Las fiestas de moros y cristianos son una de los signos de identidad de esta zona del país. La fiesta de Alcoy es una de las más reconocidas por su antigüedad.

La calle Sant Nicolau, con la iluminaria de fiestas de moros y cristianos, conocida como l’enramà, con la catedral al fondo.

Alcoi

Uno de los signos de la modernidad actual es la Llotja de Sant Jordi, obra del ingeniero-arquitecto Santiago Calatrava, construida en el subsuelo de la Plaza d’Espanya.

Alcoi

Salida de jornada completa

Bocairent y Banyeres de Mariola

Ruta Bocairent-Banyeres de Mariola (Google maps 2019-12-11)

La salida de una jornada que propongo atraviesa el Parque Natural de la Sierra de Mariola para llegar a Bocairent. Después hacia Banyeres de Mariola y regresar al Hotel Masía La Mota.

Total, un recorrido de 60 kilómetros y un tiempo de 1 hora 40 minutos, sin contar los tiempos de visita.

Atravieso de sur a norte la Serra de Mariola, un enclave de singularidad y diversidad florística, con más de 1.200 especies. El bosque de carrasca y el de pino carrasco, producto de la reforestación, ocupan la mayor parte de la superficie de la sierra, junto especies caducifolias como el fresno, el arce y el quejigo en las zonas de umbría. Los acompañan una gran variedad de especies aromáticas.

Podré ir observando la ocupación humana en forma de masías aisladas.

Serra de la Font Roja

Desciendo hasta el río Clarià, y en dirección noreste llego a Bocairent, ya en la provincia de Valencia.

Situada a 660 msnm, contaba con una población de 4.214 habitantes en 2018.

El casco antiguo de Bocairent, declarado Conjunto Histórico-Artístico, responde al urbanismo medieval de calles adaptadas a la orografía del terreno en colina.

Son numerosas las fuentes fruto de la canalización del agua en el siglo XVIII.

Bocairent

La Iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, consagrada en 1516, dominante sobre el territorio, se construyó sobre el antiguo castillo árabe de Bekiren. También es conocida como la Catedral de la Mariola.

Bocairent

A su vez dominante sobre la Plaza del Ayuntamiento.

Bocairent

Una de las particularidades de Bocairent son las cuevas.

Bocairent

Sin olvidar el memorable pozo de hielo de dimensiones espectaculares.

Bocairent

La Plaza de Toros, el patrimonio industrial o las ermitas, son otros tantos aspectos de gran interés a visitar.

En la segunda etapa del día el recorrido se desarrolla siguiendo por el exterior en Parque Natural de Mariola.

La siguiente localidad será Banyeres de Mariola, en el límite occidental fuera del Parque de Mariola, con una población de 7.113 habitantes (2018).

Localidad asentada también sobre una colina, con la consiguiente trama urbana de adaptación irregular a la pendiente.

En la cumbre un gran castillo se impone sobre el territorio.

(Google earth 2019-12-12)
Castell de Banyeres de Mariola

El otro elemento destacado corresponde a la Iglesia de Santa María, en la Plaza Mayor. Su fachada es barroca construida entre 1734 y 1752.

Banyeres de Mariola
Banyeres de Mariola

El regreso hasta el Hotel La Mota, sigue el valle del río Palop, entre los dos Parque Naturales.

En el recorrido me permite observar en lo alto el Santuario de la Font Roja y el paisaje que lo acompaña.

Santuari de la Font Roja Alcoi

Así doy por finalizada una buena e interesante jornada por tierras alicantinas del interior.

Fin de la salida: el retorno

La estancia en el Hotel con encanto Masía la Mota no ha sido muy dilatada, pero me ha permitido acercarme a un territorio de gran interés, tanto paisajístico, en un espacio protegido entre dos Parque Naturales, así como un espacio económico muy interesante, que históricamente a combinado la agricultura y la industria, con un fuerte componente artesano. A estas actividades, desde hace cierto tiempo en fase de regresión, se le está sumando el turismo.

Un turismo alejado de la impronta del turismo masivo de playa de las costas alicantinas, pero que dispone de recursos naturales, históricos y culturales de un interés que sería deseable sean cada vez mas potenciados y conocidos por su valor intrínseco.

Cuando vayáis a la zona de Alicante, no olvidéis de que incorporar el interior montañoso en vuestra agenda.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies