La Cueva y el Museo de las Brujas de Zugarramurdi (Navarra) nos adentra en este mundo de la sociedad navarra del siglo XVI, con sus creencias y represiones, que hicieron pasar a los anales de la Historia a esta Villa.

La Cueva y el Museo de las Brujas de Zugarramurdi (Navarra)

Zugarramurdi

La Cueva y el Museo de las Brujas de Zugarramurdi. Baztán. Navarra

Comarca: Baztán. Provincia: Navarra. Com. Autónoma: Comunidad Foral de Navarra

Coordenadas: 43°16′10″N 1°32′30″O. Altitud: 205 msnm. Población: 219 habitantes en el municipio; 165 en Zugarramurdi y 54 diseminados en 4 barrios (2019).

Web: ayuntamiento

Visita: 2019

Zugarramurdi (Google maps 2020-03-08)
Mapa de situación de Zugarramurdi (Google maps 2020-03-08)

Zugarramurdi, la cueva y las brujas. Baztán. Navarra

Continuo el Post: Zugarramurdi (Navarra), para centrarme en los dos lugares emblemáticos relacionados con la historia de la brujería que se desarrolló en estas tierras, y que culminó en el Auto de Fe de Logroño que protagonizo la Inquisición.

La historia y las brujas (sorginak)

Zugarramurdi ha entrado en la historia por los hechos que sucedieron en el territorio de Xareta hace ya unos 400 años, entre 1609 y 1614.

El folleto explicativo de la Cueva ofrece amplia información de aquel suceso, de la que me serviré ampliamente.

En sus cuevas tuvieron lugar los supuestos aquelarres (akelarre), es decir, reunión de brujas y brujos, que dieron pie a los acontecimientos que marcaron un hito decisivo para la historia de la brujería y de la Inquisición. La definición de la RAE es más explícita para comprender el espíritu represor sobre estas reuniones: “Junta o reunión nocturna de brujos y brujas, con la supuesta intervención del demonio ordinariamente en figura de macho cabrío, para sus prácticas mágicas o supersticiosas.”

Durante esos años mujeres, hombres y niños, muchos de Zugarramurdi, se vieron acusados y condenados en el mayor proceso de brujería que ha conocido la historia. Si bien las enormes críticas suscitadas obligaron al Santo Oficio a cambiar sus métodos, el nombre de Zugarramurdi quedó ya vinculado a la brujería para la posteridad.

Zugarramurdi Museo de las brujas

A principios del siglo XVII el modo de vida en Zugarramurdi estaba ligado a la tierra, y por eso la sabiduría, las costumbres y el mundo mágico eran principalmente paganos. Las llamadas brujas (sorginak), aunque también había algunos hombres, eran personas que tenían conocimientos de la naturaleza, de las plantas y de las hierbas medicinales. También lo tenían sobre la fecundidad, reproducción y anticonceptivos. La cueva, representaba simbólicamente el seno de la madre tierra, era el lugar donde se hacían las ceremonias, los rituales sagrados y las fiestas.

Aquella sociedad poseía una mitología y un sistema de vida conectados a la tierra: el amo era León de Aranibar, el Abad de Urdazubi. Los agricultores eran inquilinos y arrendatarios. La Iglesia católica quería que los que vivían tan fuertemente ligados a la tierra mirasen al cielo. El abad de Urdazubi, que era también confidente de la Inquisición, denunció que en Zugarramurdi había brujería. Y a petición suya enviaron a Valle Alvarado, el representante de la Inquisición de Logroño (Castilla) a Zugarramurdi (Navarra).

La Inquisición española tenía recelo sobre aquella sociedad con costumbres contrapuestas, que tenía unas creencias y unos conocimientos diferentes y que, además, hablaba otra lengua. La incapacidad de comprensión -y las ganas de dominio- convirtieron las fiestas y los rituales en aquelarre, las canciones en conjuro, las palabras en blasfemia y las creencias paganas en magia negra. El poder esparció el miedo; el miedo, la sospecha: la sospecha, el silencio. Y el silencio hizo más poderosos a los poderosos. Comenzaron a señalar a la gente de traer mala suerte. Eran tiempos de epidemias, hambre y sequía, y el ambiente de miedo fue el caldo de cultivo para esparcir la desconfianza. Cualquiera era sospechoso, cualquiera podía ser bruja o brujo. Los vecinos se vigilaban y se delataban mutuamente.

La Inquisición detuvo 300 personas -jóvenes y viejos, mujeres y hombres- en Zugarramurdi y alrededores. Se llevaron 53 para juzgar en el Proceso de Logroño en 1610. Las acusaron de negar el cristianismo, de hacer orgías sexuales, de tener el diablo como Dios, de envenenamientos y de provocar tormentas en el mar, entre otros cargos.

Quemaron a 11 de los acusados: 6 vivos y 5 en efigie (porque habían muerto anteriormente enfermos en prisión). 18 aceptaron la acusación y fueron absueltos, mientras que el resto sufrió penas de prisión y expropiaciones.

La caza de brujas fue una cruzada que se extendió por toda Europa, y no sólo en Zugarramurdi, con el objetivo de asentar el saber y la religión hegemónicas.

Más allá de leyendas y cuentos infantiles, la realidad habla de la persecución que sufrió la gente de estas tierras. Las brujas que se reunían en esta cueva han hecho famoso el pueblo de Zugarramurdi.

La exaltación romántica de la antigua brujería ya llamó la atención de visitantes por Zugarramurdi, sobre todo extranjeros, en el siglo XIX.

Zugarramurdi (Google earth 2020-03-08)
C: Cueva. M: Museo de las Brujas. I: Iglesia. PK: Aparcamiento público (Google earth 2020-03-08)

La Cueva

Desde el centro de la villa, en dirección oeste, una calle que antiguamente unía el pueblo con Sara lleva hasta el punto de acogida de la Cueva (C), a unos 200 metros.

Se han acondicionado las cuevas, principal y laterales, para su visita mediante un recorrido señalizado.

Sin duda, la Cueva es el lugar más conocido de Zugarramurdi y el centro neurálgico de su historia. Este impresionante túnel kárstico es el escenario donde la leyenda de la localidad situaba la celebración de los aquelarres, las fiestas rituales que la Inquisición juzgó como culto satánico. No solo las sorginak, también los contrabandistas utilizaron estas cuevas abiertas en la naturaleza para esconder sus mercancías a la espera del momento propicio para cruzar la muga (frontera).

La cavidad principal de este complejo kárstico superficial la ha creado la regata (río) Infernuko Erreka (río del Infierno). En su camino de norte a suroeste, ha creado un espacio, Leze Haundia, de 120 metros de largo y de entre 10 y 12 metros de alto y ancho. En la parte alta de la cueva, en el mismo sentido de la cavidad principal, hay dos galerías más.

En la cueva se han encontrado vestigios arqueológicos, así como cerámicas prehistóricas.

Pero lo que da nombre a esta Cueva es el hecho de haber sido La Cueva de las brujas. La pregunta es ¿Qué eren aquellas sorginak?

Hay dos versiones sobre el origen de la palabra sorgin. Sortze-engin, que hace nacer, comadrona, dicen unos. Zorte-egin, que da suerte, zoriaren-egile, que predice el destino, el oráculo, afirman otros. Pero de la misma manera que Infernuko Erreka ha erosionado la roca, el uso ha vaciado el sentido el nombre sirgin. Nos ha llegado la fábula y no la verdad que contiene: las leyendas de las Brujas y no su historia.

Voy a observar el espacio por el que se movían, siguiendo el recorrido señalizado.

Al empezar a avanzar se dispone de una primera imagen, desde arriba, de la entrada a la cueva. Tiene un efecto impactante.

Zugarramurdi Cueva de las brujas

Mirador

El recorrido avanza primero por el exterior, por el lado este en dirección norte, hacia el mirador.

El camino ya muestra el afloramiento rocoso calcáreo.

Se asciende hasta un mirador (1) desde donde se dispone de una vista sobre la Villa, además de contemplar la vegetación del lugar.

A partir de ahí, se inicia el descenso hasta la salida de la Regata Infierno.

Una pequeña pasarela, Puente de Infierno, permite pasar al otro lado para iniciar el ascenso hacia la cueva.

El contrabando

Estamos en uno de los caminos del contrabando (2), siguiendo la Regata Infierno, que, al corresponder a la vertiente atlántica, seguirá hacia el noroeste en dirección a la frontera francesa y el mar Cantábrico.

Zugarramurdi Cueva de las brujas

La división del país en dos estados, con sus fronteras y aduanas, ocasionó la aparición de un nuevo oficio: el contrabando o “trabajo de noche”. Según la época, al norte o al sur, el objeto de contrabando podía ser cualquier cosa en función de las necesidades y los precios. Desde lo más sencillo: café, azúcar, chocolate, vino, tabaco, telas… a lo más complejo: maquinaria y herramientas, ovejas, vacas, caballos… , y también personas.

Zugarramurdi Cueva de las brujas

Debía existir un acuerdo secreto entre “carabineros” y “douaniers” por un lado, y contrabandistas por otro, según el cual, en caso de encontrarse en el monte, estos abandonarían sus paquetes y huirían, y los guardias, que se contentaban de decomisar el alijo, a cambio no dispararían (o solo al aire).

Estos parajes han sido idóneos para el “trabajo de noche”: la frontera es amplia, con muchas regatas y sendas, grutas como estas de Akelarrea y pequeñas cuevas donde guardar los alijos. La propia senda que une las cuevas de Sara, Zugarramurdi y Urdazubi, acondicionada ahora al tránsito turístico, es una evocación de aquellos caminos de contrabando.

La formación de las cuevas

Pasado el puente, el camino se bifurca. A la izquierda lleva a la Gran Cueva, y a la derecha a la Cueva del Aquelarre.

Primero me acercaré hasta la boca de salida de la Gran Cueva (3). Después retrocederé para seguir por el exterior por la otra ruta.

Hace unos 130 millones de años (Periodo Cretácico) el mar cubría estos parajes y en sus profundidades se formaron las calizas arrecifales que aparecen en estas cuevas de Zugarramurdi, al igual que en las vecinas de Sara y Urdazubi, pues las tres forman el flanco de un sinclinal con orientación este-oeste. Posteriormente, cuando el mar retrocedió, los ríos comenzaron a excavar las cuevas.

Al sur de Zugarramurdi se encuentran las montañas de Peña Plata y Aizpara formadas principalmente por arcillas y areniscas del Triásico. El empuje de estos materiales plegó y fracturó la roca caliza de la cueva. Numerosas fracturas y fallas delimitaron zonas de hundimiento y de resalte entre las que destaca el conjunto rocoso de las cuevas de Zugarramurdi.

Durante las últimas glaciaciones, el nivel del cercano mar Cantábrico sufrió importantes altibajos. Como consecuencia de ello, la Regata Infierno o “Infernaco Erreka” fue excavando progresivamente los diferentes niveles de su cauce, visibles desde aquí.

Actualmente, el arroyo continúa su labor. La roca caliza se disuelve con el agua y es desgastada por la fuerza mecánica de la corriente formando las curiosas “marmitas de gigante”: cavidades más o menos circulares formadas en el fondo rocoso del arroyo, excavadas por el efecto de pulido y trituración de los cantos de piedra que giran en un conjunto de aguas rápidas.

El resultado de este largo proceso geomorfológico ha sido un inmenso agujero horadado en la roca, con entrada y salida a nivel de superficie.

Zugarramurdi Cueva de las brujas
Zugarramurdi Cueva de las brujas
Zugarramurdi Cueva de las brujas

Los aquelarres

El origen de la palabra aquelarre está en este prado contiguo: se llama “Akelarrea”, o “Prado del macho cabrío” en euskera. Aquí, al parecer, se juntaban las brujas y celebraban sus aquelarres.

Zugarramurdi Cueva de las brujas

La bruja es, por un lado, un ser respetado y venerado, de poderes especiales. Pero, por otro lado, es un personaje que pacta con el diablo, (con apariencia de macho cabrío) y, además de participar en reuniones demoníacas, realiza males de ojo y maldiciones. Este aspecto, desgraciadamente, les dio fama: la persecución extendida en Europa contra ellas tuvo especial repercusión en aquí.

Como sabemos, la brujería de Zugarramurdi ha pasado a la historia por el juicio del año 1610: el inquisidor Alvarado, tras descubrir en el pueblo a unas 300 personas relacionadas con brujería, envío a Logroño a las más sospechosas, 31 en total. En las acusaciones, inventadas y confesadas mediante torturas, se entrelazaban imputaciones basadas en las supersticiones de la época, denuncias de vecinos envidiosos, males naturales (tormentas, pérdidas de cosechas, etc.), sin olvidar la posible existencia de antiguos ritos no desterrados por el cristianismo y que aún se conservarían.

Durante los 2 años del proceso, algunas personas murieron en la cárcel. Finalmente 11 fueron condenadas a la hoguera (6 en vídeo y 5 ya fallecidas). Detrás de todo ello cabe intuir un ataque al pueblo: Zugarramurdi dependía de la jurisdicción criminal del Monasterio de Urdazubi, y así siguió siendo hasta 1667.

Frente al prado, la boca de una entrada lateral que se sitúa a nivel superior respecto a la gran gruta, y que forma la cueva del aquelarre (4).

Zugarramurdi Cueva de las brujas
Zugarramurdi Cueva de las brujas

El acceso encarado al prado.

Zugarramurdi Cueva de las brujas

La Gran Cueva

Prosigo el recorrido exterior para cerrar el circuito y llegar a la boca de entrada de la Gran Cueva (5). Ahora la visión que tengo es desde el nivel del suelo.

De hecho, la cueva está formada por una doble cueva. Una erosión transversal al sentido longitudinal de la gran masa rocosa. Es el lugar por el que se accede desde la entrada al recinto, con las escaleras de bajada al fondo.

La segunda, es la Gran Cueva propiamente dicha, a la izquierda en la fotografía anterior, que recorre longitudinalmente la roca, y por la que discurre la regara Infierno, y donde se sitúan las grutas laterales, con la cueva del Aquelarre que acabo de ver, en el lado izquierdo.

La gruta elevada de la derecha (6), bien iluminada.

Zugarramurdi Cueva de las brujas

Desde una especie de balcón interior, puede apreciarse, una vez más, las enormes dimensiones, desde la entrada por el sur, hasta la salida por el lado norte.

Zugarramurdi Cueva de las brujas

Sus grandes dimensiones, y su base bastante plana, permiten que en ella se organicen conciertos de grandes proporciones. Como en este ejemplo.

En la pared del lado sur, antes de la gran cueva, se puede entrar a otra pequeña cueva (leze txikia) (7).

Zugarramurdi Cueva de las brujas

El horno de cal

Al pie de la escalera de acceso a la Gran Cueva se construyó en el siglo XVIII un horno de cal (8). Era una época de hambre y los campesinos descubrieron que la cal viva mejoraba las cosechas de sus campos.

El horno de cal consta de un hogar cilíndrico con bóveda y entrada superior para la carga de piedra otra inferior “agoa” para la leña y debajo de esta una tercera para el tiro y la ceniza “auskoa”. Podían tener un pequeño tejadillo “legorra” en la entrada.

Se construían próximas a roquedos calizos, por ser esta la materia prima, y en zonas de pendiente para tener buen acceso a las bocas superior e inferior. De propiedad privada o comunal, trabajaban en ellos grupos de 6 – 8 personas según el tamaño del horno. Como combustible se utilizaba todo tipo de leña y maleza, salvo el helecho.

Museo de las Brujas / Sorginen Museoa

A 200 metros de la Cueva, en dirección a la localidad, entro a visitar el Museo de las Brujas (Zugarramurdi Sorginen Museoa). Museo que se abrió en 2007.

Zugarramurdi Museo de las brujas

El Museo quiere ser un lugar para perpetuar la memoria histórica y dar a conocer al visitante la vida cotidiana de los habitantes de la región en aquel momento y ser un homenaje a sus mujeres y hombres, víctimas de aquella situación social.

En el Museo de las Brujas (M), alojado en un antiguo hospital, os adentraréis en un mundo de seres mitológicos, plantas medicinales y rituales ancestrales. Dejando a un lado los estereotipos, aborda las cuestiones relacionadas con la brujería y retrata la sociedad del siglo XVII, con sus mitos y leyendas.

Se da a conocer el proceso inquisitorial que vivió Zugarramurdi a través de audiovisuales, atractivas escenografías y pantallas interactivas.

El Museo está dividido en tres espacios temáticos, uno por planta.

La Planta Baja, está dedicada a “Estereotipo de la brujería y la cacería de brujas en Zugarramurdi 1609 1614”.

A la entrada, se dedica un homenaje a las víctimas del Proceso bajo el título “Bosque de columnas homenaje a las víctimas del auto de fe de Logroño de 1610”.

Zugarramurdi Museo de las brujas

En una sala adjunta se proyecta un completo video de María de Ximildegi: “Comienzo de la cacería de brujas”.

En el resto de la planta se distribuyen cinco ámbitos siguiendo todas las etapas históricas del Proceso: La intervención de Fray León de Aranibar desde el Monasterio de Urdax, de quien dependía la localidad de Zugarramurdi. La sala de la Inquisición. Los viajes de los inquisidores a Xareta: denuncias entre los vecinos. El “Juicio de las brujas de Zugarramurdi”. La oleada de pánico y viaje de Salazar. Hasta el Fin del Proceso.

Zugarramurdi Museo de las brujas
Zugarramurdi Museo de las brujas
Zugarramurdi Museo de las brujas

El primer piso está dedicado a la “Brujería como sabiduría o conocimiento de la naturaleza. Mitos y leyendas”.

En seis ámbitos se comienza por el audiovisual “Comprensión de la naturaleza”.

Zugarramurdi Museo de las brujas

El conjunto expositivo comienza por la Sala de la mitología vasca. Después la Sociedad de la época; costumbres e importancia de la mujer. Sigue la Cocina antigua; el mundo de las plantas medicinales y de los brujos/as sabios/as. Cierra con la Demonización de la brujería; aquelarres.

Zugarramurdi Museo de las brujas
Zugarramurdi Museo de las brujas
Zugarramurdi Museo de las brujas
Zugarramurdi Museo de las brujas
Zugarramurdi Museo de las brujas

El vídeo “Akelarre” concluye la visita a la parte histórica del Museo.

El piso superior está destinado a una observación desde una posición en el mundo actual.

El montaje corre a cargo de la artista TZA, Agurtzane Anduetza. Natural de Pamplona y residente en Zugarramurdi.

Un gran conjunto bajo el título: TOTALIDAD instalación artística

La presentación de la exposición expone con claridad el objetivo de este espacio:

Acabas de hacer un viaje a través del tiempo. Has retrocedido al pasado de este rincón de Navarra, de su historia, mitología y creencias.

Al llegar a esta última planta vuelves a entrar en el presente y el relato se convierte en testimonio vivo de lo contemporáneo.

Entras en un espacio dedicado a exponer arte creado en Zugarramurdi en la actualidad; obras empapadas en la experiencia que supone para la artista TZA trabajar y vivir en la localidad; obras hijas de la energía sutil que recorre este lugar tan increíble.

Este último espacio es una apuesta del Museo por la alquimia transformadora que resulta ser la creación artística, con la vocación de entender y transmitir que, no en vano, SORgina y SORtzaile (creador/a) se nutren de la misma raíz

 SOR = CREAR / NACER

Zugarramurdi Museo de las brujas
Zugarramurdi Museo de las brujas

Al mismo tiempo, la arquitectura de este espacio me ha permitido comprobar una vez más, la potencia física y visual de las estructuras que soportan estos caseríos.

Zugarramurdi Museo de las brujas

Fin de la visita

Zugarramurdi es un lugar extraordinario y diferente.

La naturaleza, con un efecto erosionante del agua dentro de la roca caliza durante miles de años, para dar lugar a una enorme cavidad, en un país montañoso y boscoso.

Las tradiciones ancestrales, vinculadas a la naturaleza, encuentran en este gran agujero un lugar idóneo para sus prácticas.

Un nuevo poder para imponerse sobre esta sociedad, y la intransigencia para alcanzarlo, generan una dinámica de represión social que aquí culmina con el Auto de Fe de Logroño de 1610, que lo convierte en el acto de represión de la brujería de mayor resonancia.

Anotemos que España ha sido un país de brujas, y Zugarramurdi no es el único, pero si el lugar más famoso.

Por si fuera poco, su situación de frontera ha sometido a Zugarramurdi a los vaivenes de las guerras fronterizas entre España y Francia, con sus secuelas de destrucción.

Al tiempo que hace de él un lugar idóneo para el contrabando de bienes, y de personas, cuando ha hecho falta.

No me dirán, o a mí me lo parece, que no se conjugan suficientes elementos como para que hayan convertido a Zugarramurdi en un lugar de excepción.

Bases de información

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

2 comentarios en “La Cueva y el Museo de las Brujas de Zugarramurdi (Navarra)”

  1. Interesante resumen de la localidad.
    Le deja a uno con ganas de conocer y saber más, mucho más.
    Está en mi proyecto hacerlo pronto, si Dios quiere.
    Gracias!!!

    Responder
    • Hola Ángel. Me alcienta que el Post ayude a motivarte para una visita.Toda la zona es de gran interés. Agradezco el comentario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies