Alcaudete en Jaén, es una de las localidades en las que la estabilización de la reconquista frente al Reino Nazarí ha dejado su impronta, con un majestuoso Castillo Calatravo sobre un recinto musulmán dominante sobre el territorio.

Alcaudete (Jaén)

Alcaudete (Google earth 2019-03-01)
Alcaudete (Google earth 2019-03-01)

Alcaudete, Sierra Sur, Jaén

Alcaudete. Comarca: Sierra Sur. Provincia: Jaén. Com. Autónoma: Andalucía

Coordenadas: 37°35′17″N 4°04′53″O. Altitud: 676 msnm. Población: 10.558 en el municipio; 8.429 habitantes en Alcaudete y 2.129 en otros tres núcleos (2018)

Visita: 2018

Mapa de situación (Google maps 2019-03-01)

Alcaudete, Sierra Sur, Jaén

Camino de la Hospedería La Era, en Almedinilla, efectué una parada en Alcaudete para pasear un poco por el pueblo y subir hasta su Castillo.

En la distancia, el Castillo parecía retarme desde la altura de la colina, dominante sobre todo el territorio circundante.

Un poco de historia

Las estructuras defensivas de Alcaudete fueron construidas tras la conquista musulmana, abandonando las áreas que tradicionalmente habían sido ocupadas por la población hispanorromana e hispanovisigoda.

El cambio de área de ocupación fue debido principalmente a razones estratégicas, ya que desde el nuevo emplazamiento resultaba más fácil la defensa de la población y el control exhaustivo de la vía de comunicación que une Córdoba con Granada.

Alcaudete era conocido en el siglo IX con el nombre de Hins al-Qabdaq o al-Qibdaq. Durante el dominio almohade, se construyó una gran muralla alrededor del núcleo urbano, además de un alcázar en la cumbre. Todo ello para dar refugio a las poblaciones campesinas de la zona y proteger en caso de ataque a los habitantes y soldados de Alcaudete.

Fue, además, un importante mercado y centro de intercambios dada su posición equidistante de Córdoba, Granada y Jaén.

Alcaudete recintos defensivos

La cerca o muralla que rodeaba el núcleo urbano fue construida con tapial de tierra y basamento de mampostería, defendidas por pequeñas torres de planta cuadrada.

Entre los siglos XIII y XIV, Alcaudete se convierte en un enclave de vital importancia dentro de la frontera con el reino nazarí de Granada. De hecho, la pugna entre musulmanes y cristianos por hacerse con tan codiciada plaza fue una constante, aún después de la batalla de las Navas de Tolosa (1212).

Alcaudete
Representación de la urbe musulmana

Desde 1085 Alcaudete pasa de manos árabes a cristianas y viceversa en diversas ocasiones. Cuando la conquista Fernando III en 1246, la adjudica a la Orden Militar de Calatrava, encargada de la defensa de la frontera occidental del reino de Jaén, convirtiéndose en uno de los bastiones más importantes de la Frontera.

Desde aquí se abastecían y salían las tropas que participaban en incursiones en territorio musulmán, adonde regresaban en busca de resguardo y aposento.

La Orden de Calatrava promovió la reestructuración de las defensas de la villa, reforzando el carácter defensivo de la plaza para tratar de hacerla lo más inexpugnable posible y para adecuarla a las nuevas estrategias de combate, dado el incipiente uso de la artillería (por ejemplo, redondeando las esquinas en algunas de sus torres).

La muralla se revistió con muros de mampostería, lo que supuso un reforzamiento de las primitivas estructuras, que a partir de estos momentos incrementaron su resistencia ante posibles ataques con piezas de artillería, ampliándose también el número de torres que las defendían.

Esta situación de tensión militar motivó que durante los siglos XIII y XIV perdiera su población, quedando prácticamente reducida a la guarnición militar.

Continuó el cambio de manos alternativo hasta la conquista cristiana definitiva en 1340 por Alfonso XI. Pasando a convertirse en villa de realengo. Le concede privilegios como el fuero de Córdoba, para potenciar su repoblación. Pero continúan manteniéndose las tensiones con el reino nazarí, que la asedia por última vez en 1408.

Frontera Reino de Granada
Reino Nazarí en 1482, antes de comenzar la última guerra de Granada. (Fuente: Wikipedia commons)

A finales del siglo XIV es enajenada de la Corona y donada como señorío a los Fernández de Córdoba.

Mientras se mantuvo la frontera Nazarí jugó un importante papel como lugar de intercambios entre ambos reinos.

Finalizada la reconquista continúa manteniendo un papel importante como mercado, y basando su actividad productiva en el cultivo de cereales y la ganadería.

Le afecta la crisis general de los siglos XVII y XVIII, recuperándose a continuación, construyéndose las edificaciones civiles más importantes y llegando a alcanzar una población de más de 5.000 habitantes.

En el siglo XIX volverá a ser escenario de conflictos militares durante la invasión napoleónica, y en las guerras entre carlistas y liberales (1833), a lo que se sumará la desamortización de bienes propios y eclesiásticos.

Con la introducción del ferrocarril dispuso de estación en la línea Puente Genil a Linares. A finales de siglo tenía una población de casi 10.000 habitantes.

En la actualidad, Alcaudete se asienta sobre una economía moderadamente estable basada en el cultivo del olivar y una activa y diversificada industria, con empresas internacionales del ramo de la alimentación, la madera y productos de construcción.

El dominio del olivar hace que un 40% de la renta total derive de este cultivo. El turismo aparece como una actividad potencialmente interesante.

En 1950 alcanzó su máximo de población con 18.748 habitantes, al que siguió una etapa de fuerte emigración general común a la zona, situándose actualmente en los 10.558 habitantes, de los cuales 8.429 en la localidad.

Visita a Alcaudete

Al llegar a Alcaudete subo directamente al Castillo, pero he cometido un error por mi parte: me presento allí un lunes, y tendría que saber que los lunes son el “día del no turismo”, y todo lo que tenga que ver con él está cerrado. Me quedaré sin poder visitar el interior del Castillo, ni el Centro de interpretación de la Orden Militar de Calatrava que alberga. Tengo que conformarme con pasear por el exterior.

Castillo de Alcaudete

Bien de Interés Cultural

Estoy ante un perfecto ejemplo de castillo de colina con componentes de roquero. En la cumbre del cerro se edificó una Alcázar adaptándose perfectamente a la orografía del terreno, aprovechando incluso algunos escarpes naturales como elementos defensivos, lo que le otorga en parte ese atributo de roquero.

Alcaudete Castillo

Los monjes calatravos levantaron este Castillo sobre el basamento del antiguo Alcázar árabe, y utilizaron sus defensas como antemuro o falsabraga, es decir, una muralla más baja que la principal, que se levanta delante de esta, y que aún se conserva.

Dada la condición de monjes y soldados de la Orden, el castillo dispuso de instalaciones para ambas funciones, como, por ejemplo, la sala capitular que aún se conserva.

Los restos de la muralla del Alcázar islámico son los más importantes de la época musulmana del castillo, pues constituyen el primer testigo de este conjunto monumental.

Alcaudete (Google earth 2019-02-27)
Vista cenital del Castillo (Google earth 2019-02-27)

Edificado aprovechando las características del terreno, suponía una extraordinaria defensa ante el ataque de flechas o escalas. Para hacernos una idea de cómo era la muralla en la época musulmana, habría que imaginarla con el doble de altura de lo que tiene actualmente, por lo que ya en aquel tiempo hizo que en el paisaje de Alcaudete fuera la referencia más importante.

Después de la conquista de Granada, y al adscribirse la villa al señorío de Montemayor, el Castillo pierde su función militar y los señores de Alcaudete lo reconvierten en un castillo-palacio, haciendo de él su residencia particular.

Alcaudete Castillo

Llegados al punto de arranque de la última subida al castillo éste aparece como una impresionante mole dominante,

En la base, la muralla del Alcázar islámico (2).

Alcaudete Castillo

Bajo el terreno sobre el que se asienta el Castillo aparecen una serie de cuevas que, según parece, en otro tiempo estuvieron habitadas.

Alcaudete Castillo

Para alcanzar la puerta del castillo debe subirse por dos caminos que quedan al alcance de los defensores desde la muralla.

Situado en el punto (2) se conservan las dos torres que defienden la puerta, y al fondo la Torre del Homenaje.

Para acceder a la puerta principal debe pasarse por un camina a los pies de la muralla fácilmente controlable (3).

Me encuentro en la zona principal de acceso a la fortaleza. Esta puerta de entrada al castillo Calatravo (4) está defendida por dos torres, macizas en su mitad inferior, disponen de una estancia en la parte superior y de una terraza.

En su origen, la puerta se cerraba con dos hojas de madera blindadas con láminas de hierro, y se aseguraba el cierre con una tranca o alamud. El hueco de la puerta está cubierto con un arco de bloques de sillares.

Alcaudete Castillo

Como era de esperar, el dominio visual es perfecto sobre toda la comarca.

Rodeando el recinto se encuentran las diversas torres de defensa de cada lienzo.

Alcaudete Castillo

La única puerta secundaria de todo el recinto es la poterna situada en la zona este (10).

Las poternas son pequeñas puertas situadas generalmente en un lugar oculto y de difícil acceso. Se utilizaba como puerta falsa para poder entrar o salir en caso de asedio, aunque podían tener otros usos, cómo acceder a la lisa o servir de comunicación directa entre la fortaleza y diferentes lugares de la ciudad. En caso de peligro, y a fin de limitar el riesgo de que por ella entrasen los enemigos, se limitaban a tapiarlas.

El acceso principal del Alcázar islámico podría haber estado configurado por un sistema de doble puerta en la zona este (10), construido con arcos de herradura, entre los cuales se creaba un pequeño pasaje, dotado de una buhedera u orificio, que defendía cenitalmente el posible hostigamiento de la puerta.

Las fotografías muestran el lugar de la puerta desde el exterior y desde el interior.

Alcaudete Castillo

En resumen, se trataba de una fortaleza inexpugnable, que nunca fue tomada por las armas.

Iglesia de Santa María la Mayor

Bien de Interés Cultural.

A los pies del Castillo se alza la Iglesia de Santa María la Mayor, con toda probabilidad construida, como era costumbre después de una conquista cristiana, sobre la Mezquita mayor del recinto musulmán.

El edificio del siglo XVI mezcla elementos de estilo gótico con otros de procedencia mudéjar. En él intervino Andrés de Vandelvira.

Notables son las dos portadas que desarrollan un programa iconográfico de tema mariano y heráldico.

La Puerta del Perdón se sitúa a los pies de la Iglesia. Denominada así porque traía aparejadas indulgencias.

Iglesia de Santa Maria la Mayor

Esta portada construida entre 1530 y 1540, de estilo renacentista, tiene la forma de arco de triunfo, con frontón, escudos nobiliarios y un pequeño rosetón.

En la fachada del lado de la epístola se sitúa la otra portada.

Iglesia de Santa Maria la Mayor

Esta portada plateresca llama la atención por su estética abigarrada, como se la ha calificado.

Para ganar el desnivel del terreno se estructura sobre una escalinata doble.

Iglesia de Santa Maria la Mayor

El edificio se edificó en dos fases: la primera corresponde al alzado del cuerpo, un espacio rectangular de 3 naves y con la primitiva capilla mayor, obra de Martín de Bolívar, con el elemento gótico más característico reflejado en la bóveda de crucería.

La cubierta es a dos aguas con artesonado de madera.

La segunda fase se corresponde con la ampliación y reforma de la Capilla Mayor en estilo renacentista, realizada por Francisco del Castillo.

Iglesia de Santa Maria la Mayor

El último elemento en construirse fue la torre-campanario, de unos 45 metros de altura, levantada en el siglo XVII.

Iglesia de Santa Maria la Mayor

Paseo por Alcaudete

Antes de descender, desde la altura de la colina, he ido echando un vistazo al núcleo urbano.

En dirección noroeste se destaca la Iglesia parroquial de San Pedro Apóstol, con el cementerio al fondo.

Esta Iglesia se edificó sobre una antigua ermita, en los nuevos arrabales, como consecuencia del espectacular aumento de la población que experimentó Alcaudete a partir del siglo XVI.

Alcaudete Iglesia parroquial de San Pedro Apostol

En dirección este se estableció la expansión del núcleo urbano sobre los ejes que confluían en la puerta más importante del recinto amurallado medieval.

Como fondo la sierra Ahillos (1.452 msnm), en la sierra sur de Jaén, en la Subbética.

Desde esta posición es posible distinguir, a la izquierda de la Iglesia de Nuestra Señora del Carmen el Arco de la Villa, puerta que señala el lugar por el cual pasaba la muralla musulmana. En su lado izquierdo resalta la parte posterior de las Casas Consistoriales, o Ayuntamiento, en la plaza 28 de Febrero.

Alcaudete

Termino el recorrido por los alrededores del Castillo y de la Iglesia de Santa María y desciendo hacia el cetro urbano para pasear y perderme un rato por sus calles.

El conjunto arquitectónico de las edificaciones se mueve entre una arquitectura urbano-rural decimonónica y la arquitectura banal que se aplica en este país desde la segunda mitad del siglo XX, tan típica de la ausencia de modelo constructivo aquí y en el resto de España, cuando la iniciativa privada individualizada a actuado a sus anchas.

Alcaudete
Alcaudete

Plaza 28 de Febrero, Arco de la Villa y Casas Consistoriales

Después de recorrer algunas calles doy por finalizada la visita al llegar a la plaza 28 de Febrero.

En esta plaza se encuentran dos de los elementos monumentales más significativos de Alcaudete, uno junto al otro.

El edificio de las Casas Consistoriales del siglo XVIII, con una bella portada barroca clasicista adintelada. Declarado Bien de Interés Cultural en 2005.

Alcaudete Casas consistoriales

A su lado el Arco de la Villa, del siglo XVI, que rememora la puerta de entrada principal al recinto amurallado.

Presenta un vano de medio punto rematado con almenas. Reformado en época renacentista y posteriormente en el siglo XVIII.

Alcaudete Arco de la Villa

Por esta puerta puede iniciarse la subida al Castillo desde el centro urbano.

Fin de la visita

A pesar de no haber podido entrar a visitar el Castillo ni el Centro de interpretación de la Orden Militar de Calatrava, no ha dejado de ser interesante detenerme en Alcaudete.

La valorización de su potencial turístico monumental hace que esté incluida en la Ruta de los Castillos y las Batallas y en la Ruta del Califato.

Bases de información

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies