El Poblado ibero de Ullastret (Baix Empordà) es el principal oppidum de los indiketas. El primer contacto con sus murallas tiene un efecto Impresionante y en el Museo se puede entender su cultura y manera de vivir.

Poblado ibero de Ullastret

Poblado íbero de Ullastret (Google earth 2018-09-14)

Poblado ibero de Ullastret (Baix Empordà)

Comarca: Baix Empordà. Provincia: Girona. Com. Autónoma: Cataluña

Coordenadas: 42°00′21″N 3°04′46″E

Última visita: 2018

Poblats visitats
Situación del yacimiento ibero de Ullastret

Poblado ibero de Ullastret (Baix Empordà)

Enlace con el Post: Los pueblos iberos

Enlace con el Post: Casamar. Hotel-Restaurante. Costa Brava

En el recorrido por el territorio de los indiketas empezaré por Ullastret, visitando el oppidum de Puig de Sant Andreu, lo que se conoce como poblado ibero de Ullastret, y haciendo referencia al de la Illa d’en Reixac.

Como sabemos, en la parte norte marítima de la Cataluña actual, desde Las Alberas al norte, y el rio Tordera al sur, fue el territorio ocupado por la tribu de los indigetas o indiketas. El poblado ibérico del Puig de Sant Andreu de Ullastret es el más grande de todos los conocidos en Cataluña, y actualmente es considerado una auténtica ciudad, que fue la capital de esta tribu ibérica.

Esta zona fue intensamente helenizada, por la presencia de las colonias griegas de Emporium (fundada hacia el 600 a.C.) y de Rhode (fundada muy probablemente a finales del siglo V a.C.).

El yacimiento arqueológico se complementa con un Museo de piezas halladas en el lugar. El planteamiento museográfico me servirá de apoyo y referencia en el desarrollo del Post.

Además, en estos momentos, en el Museo se proyecta una reconstrucción virtual de la ciudad ibérica de Ullastret. En la web Ullastret 3D, caminar por una ciudad ibérica de 2000 años, además de explicar el proceso de creación de esta reconstrucción virtual se puede ver una síntesis de la misma en el vídeo Ullastret ciudad ibérica 250AC, al que, si se prefiere, se puede acceder directamente en Youtube en el enlace que he incorporado.

Al que denominamos poblado ibérico de Ullastret de hecho no se le conoce el nombre que tenía, y lo llamamos Ullastret por su proximidad a la villa de Ullastret. Actualmente está formado por dos yacimientos situados en el Puig de Sant Andreu y en la Illa d’en Reixac (Isla de Reixac).

Los dos poblados, situados a una distancia de unos 500 metres al noreste, convivieron desde finales del siglo VII a.C. inicios del siglo VI a.C., hasta bien entrado el primer cuarto del siglo II a.C. Por el momento no se puede asegurar si constituyen una sola comunidad o si funcionaron independientemente. El Puig de Sant Andreu, con más de 11 hectáreas de superficie, es uno de los más grandes del territorio ibérico catalán. El de l’Illa d’en Reixac tiene una extensión superior a las 5 hectáreas. Además, la necrópolis del Puig de Serra, gracias a su proximidad a l’IIlla, debió ser una de las necrópolis de este poblado.

Como aparece en la reconstrucción de la imagen siguiente, l’Illa d’en Reixac era una isla en medio de un lago que se deseco posteriormente i a la que se accedía mediante un brazo de tierra.

Representacion virtual d'ullastret
Puig de Sant Andreu: A a E límites actuales del yacimiento. L'Illa d'en Reixac ocupaba el espacio ovalado G

El yacimiento al que me referiré es el del Puig de Sant Andreu, lo que se conoce popularmente como Ullastret, mientras que el de la Illa d’en Reixac está en fase de excavación y no es visitable.

Ullastret itinerari (Google maps 2018-09-14) c
Ullastret: Puig de Sant Andreu. Recorrido de la visita

Está situado sobre una colina en medio de la llanura del Ampurdán, con un amplio campo visual sobre ésta.

Campo de visión en dirección norte
Campo de visión en dirección este
Campo de visión en dirección sur
Campo de visión en dirección oeste, con el pueblo de Ullastret a la vista

En dirección noreste se puede observar el territorio que ocupaba la Illa d’en Reixac, donde se asentaba el segundo poblamiento. En la fotografía corresponde al espacio cerrado ovalado rodeado de arboleda. Detrás el pueblo de Llabià y al fondo el macizo de Montgrí.

En el yacimiento se han encontrado restos de ocupación humana ocasional de época calcolítica. El primer asentamiento con continuidad que hubo, sin embargo, fue un poblado de inicios de I edad del Hierro, establecido en el último cuarto del siglo VII a.C., del cual se conocen básicamente los materiales arqueológicos, ya que los habitáculos de este periodo fueron arrasados por las importantes construcciones ibéricas.

La muralla

El primer contacto lo tenemos con las murallas, lo más impresionante de todo el conjunto. Tanto el Puig de Sant Andreu como l’Illa d’en Reixac eran dos oppidum, es decir, recintos amurallados. La fortificación del Puig de Sant Andreu tiene diversas etapas constructivas. La primera es de los últimos años del siglo VI a.C. o de inicios del siglo V a.C. La que se ve actualmente es buena parte de principios del siglo IV a.C., con sectores reconstruidos en el siglo III a.C. Tiene forma más o menos triangular, de la cual se conocen bien los tramos meridional, oeste y parte del este. El lado oeste estaba defendido por 7 torres. Se ha encontrado otra en el extremo norte y una en el lienzo sur. Tiene tres puertas principales y diversas poternas. La muralla del poblado de l’Illa d’en Reixac está en fase de estudio, pero presenta muchas semejanzas con la del siglo IV a.C. de Puig de Sant Andreu.

Ullastret muralla

La muralla estaba rodeada de un gran foso excavado en la roca, del que se está procediendo a la reconstrucción de un tramo. En la fotografía siguiente estado de los trabajos en el momento de la visita.

Ullastret muralla Fossat defensiu

La puerta (A), era como nos ha llegado, es obra de una reforma tardía y fue la puerta principal en el último periodo de vida de la ciudad.

A la llegada, unas simpáticas y amables «indiketas» me dieron la bienvenida.

Puerta de entrada a Ullastret

La puerta vista desde el interior del recinto. A la izquierda se observa la base de la torre de la muralla.

Representación de la evolución constructiva de la torre de la muralla

Dada la gran superficie del oppidum del Puig de Sant Andreu, cuando llovía se recogía una gran cantidad de agua en las partes bajas. En este punto (1) puede verse un callejón que acaba en un desagüe para la salida de agua de lluvia a través de la muralla. El dibujo de detalle representa el desagüe, visible aún en la actualidad. También puede verse (2) el acceso a la muralla que, después de la amortización de las escaleras interiores de las torres, se hizo mediante escaleras exteriores adosadas al paramento de estas.

Ullastret muralla
Ullastret muralla

El urbanismo

En época ibera el oppidum Puig de Sant Andreu actuaba como un centro de poder, del cual dependían las actividades políticas, militares y religiosas de la comunidad. Al mismo tiempo ofrecía a la población unos servicios comunes de defensa, de almacenaje, de abastecimiento de agua, etc.

Su organización urbana es la propia de un oppidum, poblado alto de un cerro y fortificado, característico de la época protohistórica, con calles adaptadas a las pendientes y las irregularidades del suelo. Algunas de estas calles son muy largas, en especial las que tienen recorrido norte-sur, que son más o menos paralelas a la muralla. Además del empleo del espacio interior deI Puig de Sant Andreu, ha encontrado ocupación extramuros, en la pendiente meridional de la colina y junto a la puerta del extremo norte.

Ullastret calle
Calle C1 en dirección sur
Ullastret calle
Calle C2 en dirección sur. Conserva una parte del empedrado, con una cisterna de agua a la derecha
Ullastret calle
Calle C3 en dirección norte. Es el más largo y transcurre paralelo a la muralla
Ullastret calle
Calle C4 que lleva en la parte superior de la colina, en la zona de los templos. Actualmente en la zona del Museo

En un primer momento el asentamiento típico en esta área fue el poblado de cabañas de planta circular, con el basamento parcialmente tallado en la roca y con las estructuras construidas con madera, troncos y barro, aunque en otros lugares de Cataluña, como la zona de Lleida, ya se utiliza la arquitectura de piedra desde el Bronce Final.

Bajo la influencia de los pueblos coloniales fenicio y griegos en el Ampurdán se construyen las primeras casas de planta rectangular, construidas con muros de piedra y adobe.

En el interior del poblado, las casas se alineaban a lo largo de calles, formando islas.

Ullastret
Ullastret
Ullastret
Ullastret

Las casas

La casa Ibérica solía ser muy sencilla, de planta rectangular, con una o dos habitaciones, con los muros hechos con vaciamiento de piedra y elevación de adobe. Los tejados eran a una o dos vertientes, soportados por postes de madera y cubiertos con ramas y barro. El espacio interior de la casa se dividía en zona de reposo, de cocina, de almacenaje, para actividades artesanales, etc. Tenían un hogar como mínimo, que evacuaba los humos por un agujero hecho en el techo, y a menudo también tenían un banco de piedra o de adobe, adosados a uno o diversos muros. En algunos casos parece que pueden haber tenido un piso.

En la presentación del yacimiento del poblado ibérico de Turó Rodó se presenta la reconstrucción de una casa ibérica.

Puig de Sant Andreu se han excavado dos casas (3) de cerca de 100 metros cuadrados cada una, con estancias dedicadas a actividades diversas, perteneciente sin duda a familias de elevado poder económico.

Ullastret casa
Ullastret casa

También se conocen diversas obras públicas importantes, como templos y cisternas, claro exponente de la compleja organización social de la comunidad.

Cisternas y silos

Dentro del poblado también se han encontrado cisternas (4), grandes depósitos para almacenar agua de lluvia para el consumo humano, que se construían excavando un agujero en el subsuelo, que era revestido con sillares de piedra arenisca, enlucidos con mortero de cal, para hacerlos impermeables. En la parte superior tenían una cubierta de losas, con una obertura practicable para extraer el agua. Como es lógico, se encuentran diseminadas por todo el recinto.

Ullastret cisterna
Ullastret cisterna

Otro elemento de uso comunitario son los silos, depósitos para conservar cereales, excavados también en el subsuelo.

Los silos aparecen concentrados en un área (5).

Ullastret silos

Las creencias religiosas y los templos

Lo que se sabe de los cultos y creencias de los pueblos iberos se basa sobre todo en los hallazgos arqueológicos.

La ausencia de referencias a divinidades ibéricas y los pocos nombres que se han conservado se deben a la rápida asimilación de los dioses locales ibéricos con los de origen mediterráneo. En Ullastret se conoce únicamente la representación de dos dioses: las terracotas con el busto de Deméter y las figuritas, también de terracota, del dios Bes, de origen egipcio el cual está igualmente representado en algunas monedas ebusitanas.

Figuras de terracota que representan el dios Bes. Siglo III a.C.
Kantharos con decoración de caras en relieve. Posible utilización como exvotos. Siglo IV a.C.

En la parte superior de la colina había una zona sagrada, de la que se han conservado restos de tres templos (6, 7).

No se sabe a qué dioses estaban dedicados, pero en ellos se han encontrado ofrendas o exvotos, con forma de cara de personajes mitológicos; la mayor parte representan el monstruo Gorgona y también hay del dios Akelous.

Ullastret templo
Templo (6)
Ullastret templo
Ullastret templo
Zona de templos (7)

Ritual funerario

Los lugares destinados a necrópolis no estaban nunca muy alejados de los poblados. Una de las necrópolis de Ullastret es la situada en El Puig d’en Serra, a Serra de Daró, 400 metros al oeste del poblado de l’Illa d’en Reixac, y se data en un periodo cronológico comprendido entre la primera mitad del siglo V a.C. y mediados del siglo IV a.C.

El ritual funerario de enterramiento entre los pueblos iberos comporta siempre la incineración de los individuos jóvenes y adultos. Los restos humanos, una vez quemados, eran a menudo lavados y triturados y se guardaban en una urna cineraria. Esta se colocaba generalmente en un “loculus” o agujero hecho en la tierra, que albergaba también las ofrendas hechas al difunto y su ajuar personal.

Tumba 49 de la necrópolis del Puig de Serra. Mitad del siglo IV a.C. Reproducida en el Museo

El culto al cráneo

El culto al cráneo, conocido en el mundo ibérico catalán y en el sur de la Galia, lo encontramos también en Ullastrell, en el Puig de Sant Andreu y en l’Illa d’en Reixac. En las excavaciones se han descubierto diversos cráneos humanos, enclavados y con abrasiones. También se han encontrado calotes craneanos y mandíbulas relacionadas con actos rituales.

Estos hallazgos se han realizado en diversos lugares del yacimiento, en el interior de un silo cerca de la muralla del extremo norte del Puig de Sant Andreu, en una calle en l’Illa d’en Reixac, y recientemente en un gran edificio ritual que se ha excavado en este último poblado, formando parte de un importante conjunto de ofrendas, compuesto por restos de animales, cerámicas, una espada de hierro y los restos humanos, dispuesto todo en el interior de una cámara y en el espacio de acceso a ella.

Ullastret Museo
Cráneos humanos enclavados, encontrados en un siglo en la zona norte de la muralla del Puig de Sant Andreu
Ullastret Museo Espase de ferro dins de la seva beina
Espada de hierro dentro de su vaina. Base de Skyphos de cerámica gris de la costa catalana

La economía

El poblado dominaba un amplio territorio, del que explotaba los recursos económicos, especialmente la agricultura y la ganadería, pero también las minas, las canteras, etc., y comerciaba con las comunidades indígenas cercanas y, a través de la vecina colonia griega de Empúries, con griegos y fenicio-púnicos.

La sociedad está bien estructurada, con clases sociales y división del trabajo, que facilitan la realización de obras comunitarias.

La producción económica y la división del trabajo se concretan en una serie de actividades destinadas al uso propio y al comercio.

La obtención de alimentos

La agricultura era la actividad económica básica de los iberos. El Ampurdán, juntamente con los llanos del Lleida, fueron dos zonas consideradas grandes productoras de cereales ya en época antigua.

Las herramientas agrícolas

Las herramientas agrícolas conservadas corresponden a una agricultura bien desarrollada. Unas se relacionan con los cultivos de secano, como la arada, utilizada con tracción animal en superficies grandes, y otras con las de regadío, como la azada.

Herramientas agrícolas

Los cultivos

Los restos de semillas carbonizadas que se encuentran en Ullastret demuestran la importancia del cultivo de los cereales, especialmente cebada, también hay trigo, espelta y millo.

De leguminosas se conoce la lenteja, el guisante y el haba. Asimismo, está comprobada la presencia de la viña cultivada y, en menor medida, del olivo. Estos dos últimos cultivos fueron introducidos por los griegos.

La ganadería

Era la segunda actividad económica en importancia, después de la agricultura. Los huesos de animales que se encuentran con más frecuencia en las excavaciones son los ovinos, caprinos, seguidos por los de cerdo, por los de bóvidos y en menor medida por el caballo y también de perro.

La ganadería, además de constituir una aportación importante a la dieta alimentaria, también proporcionaba materias primeras, como la lana, las pieles o los huesos que se utilizaban para fabricar diversas herramientas: de tocador, objetos decorativos, mangos de cuchillos, etc.

La caza, la pesca y la recolección

La caza, la pesca y la recolección eran actividades económicas complementarias, pero bien determinadas por la aparición en las excavaciones de sus restos.

Así, entre los animales cazados son abundantes sobre todo el conejo y el jabalí. También hay ciervos, pero hasta ahora solo se han encontrado cuernos.

Puntas de flecha y de lanza, de bronce

Los peces más pescados eran los anguílidos y los espáridos. También son restos de esta actividad los anzuelos de bronce y los pesos para redes, de piedra, que se encuentran en las excavaciones.

Anzuelo de bronce y aguja de bronce para coser redes, siglo IV a.C. Peso de red hecho de tierra cocida y peso de plomo

Se practicaba la recolección tanto de frutos y plantas silvestres cómo de moluscos, marinos y de agua dulce.

El Artesanado

La alfarería

La producción alfarera de torno fue una actividad bien desarrollada a partir de la adopción del torno rápido desde la mitad del siglo VI a.C., y facilitada por la presencia de buenos depósitos de arcilla en el entorno próximo. La fabricación de alfarería a mano continuó para usos de cocina, por causa de su mayor plasticidad, que la hace más apta para soportar cambios de temperatura bruscos.

Productos de alfarería hecha a mano
Ullastret Museo ceramica
Producto de alfarería hecha con torno

La metalurgia

La estructura socioeconómica Ibérica permitió la aparición de una clase de artesanos, dedicada a la producción de manufacturas destinadas al mercado, o que trabajaban para la comunidad. Entre estas actividades destacan la metalurgia, la cerámica, los tejidos y el trabajo de la piedra.

La metalurgia del hierro y del bronce, se documenta por el hallazgo de hornos y escorias de producción. Con estos metales se fabricaban herramientas agrícolas, armas, objetos de ornamentación, de cirugía, de uso personal, etc. Los minerales trabajados se traían sobre todo de la vecina zona de las Gabarras y también del Pirineo. A veces se refundían objetos metálicos fuera de uso.

Ullastret Museo Metalurgia
Molde bivalvo de piedra arenisca para la fabricación de fíbulas de tambor. Fíbula de tambor
Tobera de tierra cocida, molde de arenisca para fabricar agujas y crisol de cerámica a mano para la refundición del bronce
Ullastret Museo Metalurgia
Ullastret Museo Metalurgia
Diversos objetos de metal fundidos

El trabajo de la piedra

La construcción de las murallas y de otras obras de carácter público, cómo las cisternas y las calles empedradas, demuestra la existencia de equipos de picapedreros que debían trabajar para la colectividad y que explotaban especialmente las canteras del entorno más inmediato. Además de la utilización como material de construcción, la piedra se usaba también para fabricar utillajes para diversas actividades: molinos, crisoles, moldes, etc. Está comprobada la utilización selectiva de diferentes tipos de roca para diversas funciones.

Ullastret Museo Trabajo-de-la-piedra-molino
Molino de vaivén y molino rotatorio de piedra arenisca
Ullastret Museo Trabajo-de-la-piedra
Varios objetos fabricados en piedra

Los tejidos

La producción de tejidos, estaba basada en la utilización de la lana y de fibras de vegetales aptos para ser tejidos, que crecen en zonas templadas y húmedas. De esta actividad nos queda los husos, utilizados para hilar, y los pesos de telar. Los telares usados eran de tipo vertical.

Ullastret Museo Representació d'un teler vertical
Dibujo de un telar vertical
Ullastret Museo peces teixir
Pesos para el telar y huso de hilar

El comercio

El comercio dentro del mundo indígena, entre poblados de zonas vecinas, también está comprobado. En toda el área indiketa y sus entornos, aparecen manufacturas cerámicas de talleres de Ullastret, mientras que al mismo tiempo debió actuar como centro receptor de productos cerealistas del interior del país y de redistribuidor hacia el mundo colonial.

Los intercambios comerciales realizados con el mundo colonial, en los cuales la colonia de Emporion actúa como intermediaria, están bien demostrados por la llegada a los poblados ibéricos de productos del área griega, de la púnica, de la península itálica o del mundo céltico. Estos productos eran de tipo alimentario – vino, aceite…- y se han conservado los envases en que eran transportados: las ánforas y objetos de lujo: la vajilla fina, las ánforas pequeñas y los collares de pasta vidriada, las joyas, etc. A cambio, los indígenas ofrecían sus excedentes cerealistas y sus materias primas: metales, pieles, sal, miel y tal vez esclavos.

 

Ullastret Museo Comercio
Ullastret Museo Comercio
Ejemplos de cerámica de importación

El transporte y el almacenaje

El grano se almacenaba en silos o en jarras. Estas también eran utilizadas para transportarlo. Para moler el grano se usaban molinos de dos tipos, el de vaivén, qué son los más antiguos, utilizados desde el Neolítico, y los rotatorios, que en Ullastret se encuentran a partir del siglo IV a.C.

Ullastret silos
Ullastret almacenaje
Silos (5)
Ullastret almacenaje
Ullastret almacenaje
Ánforas y jarras de almacenaje y transporte

La moneda

En Ullastret se han encontrado pocas monedas, ya que fue abandonado a inicios del siglo II a.C., época en que la circulación monetaria todavía era bastante restringida en los poblados ibéricos de la zona.

La moneda más antigua encontrada es un divisor de Ampurias, y después los dracmas emporitanos, y una de Rodes. Además, hay monedas púnicas de Ibiza y de Cartago, e ibéricas de diversas procedencias. También se han encontrado de época romana republicana, y en el Puig de Sant Andreu alto-imperiales, cosa que demuestra una frecuentación de lugar después de su abandono como hábitat, relacionada tal vez con una pervivencia del culto en los santuarios del poblado.

Ullastret Museo Moneda
Monedas de diversas procedencias que muestran los intercambios comerciales

La romanización

Al final del periodo, los iberos se verán inmersos en el enfrentamiento entre romanos y cartagineses por el dominio del Mediterráneo central y occidental, hecho que comportará las Guerras Púnicas. Al inicio de la Segona Guerra Púnica (entre el 218 a.C. y 201 a.C.), en el año 218 a.C., los romanos desembarcan en Ampurias.

Con la llegada de los romanos a la zona se inició un proceso de transformación en el sistema de ocupación y explotación económica de este territorio, que condujo al abandono forzado del lugar a inicios del siglo I a.C.

Época carolingia

En época carolingia, en la parte superior de la colina se construyó un castillo (8), del que se conservan restos de la muralla y de las torres. Entre los siglos XVI-XVII hubo una ermita dedicada a San Andrés del siglo XVI, y posteriormente una casa de campo. El edificio del museo aprovecha la ermita y algunos muros de estas construcciones (E).

Ullastret
Ullastret
Ullastret Museo
Sede del Museo en el que se percibe claramente la estructura de la ermita de San Andrés

Bases de información

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies