Con Mérida (II): Medieval, Moderna y Contemporánea completo la presentación de esta ciudad Patrimonio de la Humanidad. Un recorrido de 2000 años hasta la modernidad actual.

Mérida (II): Medieval, Moderna y Contemporánea (Badajoz)

Merida

Mérida (II): Medieval, Moderna y Contemporánea Tierra de Mérida-Vegas Bajas. Badajoz

Mérida. Comarca: Tierra de Mérida-Vegas Bajas. Provincia: Badajoz. Com. Autónoma: Extremadura

Coordenadas: 38°54′57″N 6°20′00″O. Altitud: 224​ msnm. Población: 58.656 habitantes en la localidad; 59.352 en el municipio (2018).

Web: consorciomerida

Ciudad Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO

Visita: 2019

Mapa de situación de Mérida (Google maps 2019-11-05)

Mérida (II): Medieval, Moderna y Contemporánea Tierra de Mérida-Vegas Bajas. Badajoz

Como continuación del Post: Mérida (I): Romana y Visigoda, en este segundo Post sobre Mérida abarcaré el período que va desde la ocupación musulmana hasta la actualidad.

Un poco de historia

En el año 711 se inicia la penetración musulmana en la Península. En 712 se produce el asedio a Mérida, que durará varios meses, hasta el 30 de junio de 713, en que se firma la capitulación.

Los bienes de los muertos y de las huidos a Galicia se reparten entre los musulmanes, y los bienes y alhajas de la iglesia para Mûsa Ibn Nusair, gobernador de Ifriquilla (Tunicia). A cambio, se pactó la libertad de la población y el mantenimiento de su situación, así como el pago de tributos.

Recordemos que en aquel momento la Iglesia era el principal actor dominante en Mérida, con gran cantidad de iglesias y bienes en su poder.

La antigua Emerita será Marida para los musulmanes, y durante cinco siglos permanecerá como ciudad islámica dentro de al-Andalus.

De los cambios que debieron introducirse durante este periodo han quedado pocas huellas, y cabe pensar que las lógicas adaptaciones a la nueva cultura partieron de la importancia del histórico legado romano.

En la nueva ciudad convivirán fundamentalmente cristianos (mozárabes), y judíos, junto a los nuevos ocupantes musulmanes bereberes y, en menor medida, árabes.

En el primer momento, la Iglesia perdió sus bienes, pero no sus funciones de culto -manteniendo seis templos-, y de representación eclesiástica, manteniendo su dignidad arzobispal.

Para disminuir el incremento de la presión fiscal sobre la comunidad cristiana, algunos se convirtieron a la nueva religión (muladíes), o emigraron hacia zonas cristianas.

La importancia de la ciudad hizo que se mantuviera como un núcleo importante del poder musulmán.

La tendencia a incrementar los impuestos no solo sobre los cristianos, sino también sobre los bereberes y los muladíes, dio origen a numerosas revueltas. Pero también fue escenario de tensiones entre los mismos ocupantes, como fue propio de todo aquel periodo en el al-Andalus.

Por ello, en 833 Abderrahman II, mandó construir una alcazaba, para proteger al gobierno local y a la población fiel al poder de Córdoba.

En otro levantamiento en el año 868, y tras un intenso asedio, el emir mandó destruir uno de los pilares del puente, y de gran parte de las construcciones de la ciudad, excepto la Alcazaba. Se inició así, una época de decadencia, que duraría varios siglos.

Un acontecimiento importante para Mérida durante este periodo fue la pérdida de su dignidad arzobispal que fue trasladada a Santiago de Compostela.

A principios del siglo XIII, en 1230, las tropas cristianas del rey Alfonso IX de León, conquistarán Mérida y la convertirán en sede del Priorato de San Marcos de León de la Orden de Santiago. 

No le fue restituida la sede episcopal, que había pasada a Santiago de Compostela, y quedó relegada a cabeza de una provincia ligada a la Orden de Santiago.

En la nueva situación se permitió a los musulmanes que lo desearon permanecer en la ciudad, aunque, para evitar problemas, se les alojó en un barrio fuera de la muralla, en la zona que conocemos como Morería. Era, además, necesario repoblar la zona con población cristiana por lo que los nuevos dirigentes otorgaron privilegios que hicieran atractivo residir en ella.

La recuperación de dominio cristiano se plasmó en diversas edificaciones religiosas, como la iglesia de Santa Eulalia y la de Santa María.

Desde finales   del siglo XV y comienzos del XVI, hasta la primera mitad el siglo XVIII, Mérida vive un periodo de desarrollo económico, expandiéndose la ciudad fuera de las murallas hacia el Arrabal de Santa Eulalia.

Al periodo de expansión le sucedió uno de recesión ocasionada por la Guerra con Portugal de la segunda mitad del siglo XVII, que se prolongó hasta la guerra de Sucesión a principios del XVIII.

En el siglo XVIII el estilo barroco tiene una importante presencia en la ciudad: Convento de Jesús, Iglesia de Nuestra Señora del Carmen y Hospital de San Juan de Dios.

La Guerra de la Independencia de 1808 dejó destruida en gran parte la ciudad.

La llegada del ferrocarril represento un nuevo impulso, con una serie de industrias que se asentaron alrededor de la estación.

Los años de finales del siglo XIX y principios del XX serán de renovación económica y social, con diversas obras, como el puente de hierro, edificios de la Plaza del Ayuntamiento o el Mercado de Calatrava.

Es en ese momento, año 1910, que se inician las excavaciones arqueológicas del Teatro romano, que representarán el resurgir del patrimonio histórico de la ciudad.

La construcción del Puente Nuevo sobre el Guadiana, abre la ciudad al ensanche de la segunda mitad del siglo XX.

La recuperación de su papel histórico se produce en 1983 al ser designada capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

La catalogación como Conjunto Histórico de Mérida Patrimonio Mundial de la Unesco pone a Mérida en el mapa del Mundo cultural.

La visita a la Mérida medieval, moderna y contemporánea

Merida (Google earth 2019-11-22)
Referencias de localización de las visitas (Google earth 2019-11-22)

Mérida musulmana

En el año 713 las tropas islámicas, tras un pacto de capitulación, conquistan la ciudad visigoda de Emerita, a partir de entonces denominada Márida.

Alcazaba

Un siglo después, en el año 835, Adbderramán II mandó construir la Alcazaba (a). Con esta fortificación islámica pretendía proteger al gobernador y sus tropas después de graves disturbios con la población de Márida.

La muralla romana-visigoda, fue desmantelada en algunos tramos como castigo por las continuas rebeliones contra los emires cordobeses, aprovechando gran parte del material para construir la Alcazaba.

La Alcazaba debió contar con todos los elementos necesarios para poder vivir allí en caso de revueltas: vivienda de las autoridades, alojamiento de tropas, caballerizas, almacenes, etc., aunque no se han conservado.

Esta reconstrucción hipotética de la Alcazaba muestra como debía ser en sus orígenes.

Merida Alcazaba

Cómo se veía la Alcazaba cuando se llegaba a la ciudad.

Merida Alcazaba

La Alcazaba vista desde el interior de la ciudad.

Merida Alcazaba

Tras su construcción acogió a unos dos mil efectivos. La tropa, posiblemente, ocupó barracones distribuidos en calles rectilíneas. También el gobernador pudo fijar aquí su residencia por seguridad.

Tuvo hasta diez metros de altura y dos puertas comunicaban la fortaleza con el exterior.

Pasado el Puente romano se accedía a un pequeño espacio conocido como Alcazarejo.

Al frente se abría la puerta que daba acceso a la ciudad, por donde había entrado la calzada romana, que aún se aprecia.

A la derecha, otra puerta, protegida por dos torres, daba acceso a la Alcazaba.

Merida Alcazaba

Una inscripción sobre la puerta, recuerda que la Alcazaba fue construida por Abderramán II, en nombre de Alá, para proteger a los que obedecen al emir.

Merida Alcazaba

La puerta principal de entrada a la Alcazaba, vista desde el interior.

Merida Alcazaba

Enfrente, en el muro opuesto, se situaba la segunda puerta de la Alcazaba.

Se distribuyeron veinticinco torres en sus muros para protegerla.

Merida Alcazaba

A partir del siglo X Márida perdió protagonismo a favor de Batalyaws (Badajoz), pero la Alcazaba continuó cumpliendo funciones militares. Por último, la muralla romana fue sustituida por un cerco menor en extensión, para adecuarla a las menores dimensiones de la ciudad.

Camino de ronda de la muralla sobre el río Guadiana.

Torres albarranas

En los tres siglos siguientes se realizaron obras y se construyeron torres albarranas, para combatir los asedios.

Merida Alcazaba

Aljibe

Se conserva el aljibe que se surtía de las filtraciones del río Guadiana y garantizaba el suministro de agua en caso de asedio.

El aljibe se construyó al mismo tiempo que la Alcazaba. En origen fue una torre de tres plantas. La planta baja llevaba al sótano que albergaba el aljibe. En la planta intermedia se habría ubicado una mezquita. El piso superior sirvió de torre de comunicaciones.

En la reutilización de materiales, destaca aquí la aplicación de pilares y dinteles visigodos de gran belleza en la entrada del Aljibe.

Merida Aljibe
Merida Aljibe

Se accedía al fondo del aljibe por dos rampas, una de bajada y otra de subida, según parece utilizando animales de carga para el transporte del agua.

Merida Aljibe

Escalera de bajada a la izquierda y escalera de subida a la derecha.

Merida Aljibe

 

El Aljibe, donde se filtran aguas procedentes del contiguo Guadiana.

Merida Aljibe

Mérida santiaguista

La recuperación cristiana de Mérida vino de la mano de las ordenes militares que ayudaron a Alfonso IX a conquistar Badajoz y Mérida en 1230. El rey leonés cumplió el acuerdo de sus antecesores de ceder la ciudad a la iglesia compostelana, para evitar que reclamase su antigua dignidad arzobispal.

La donación de la ciudad sería compartida con la Orden de Santiago a cambio de comprometerse con su defensa. En 1254 la Iglesia cedió todos sus derechos a la Orden y, desde entonces, la ciudad estuvo sometida política, jurídica, administrativa y eclesialmente a la Orden de Santiago.

Alcazaba santiaguista

La Orden debió de asentarse en el interior de la Alcazaba, reforzando sus defensas e incorporando nuevas torres albarranas.

En el vértice norte construyen la Casa de la Orden y Encomienda, en el lugar que posteriormente ocuparía el Conventual.

Merida Alcazaba

Los nuevos pobladores cristianos se asentaron en el interior de la Alcazaba. Entre los siglos XIII y XV el recinto se ocupó con casas conocidas como “la villa vieja”.

Merida Alcazaba

A partir del siglo XVII la Alcazaba abandonó sus funciones dentro de la ciudad.

Otras construcciones en la Alcazaba

Aunque no se corresponden con esta época, puede ser interesante terminar de presentar el contenido actual de la Alcazaba.

Templete

Un poco más arriba de el Aljibe, se encuentra una edificación en forma de Templete. No he sabido encontrar su significado ni el momento de su construcción, pero evidentemente es de época más reciente.

Merida Alcazaba Templete

Jardín de las antigüedades

Una amplia extensión del lado noreste está destinado a una colección de piezas arqueológicas.

Se trata de restos de piedra, mármol y granito que han formado parte de la decoración arquitectónica de distintos edificios y otros monumentos de Mérida desde la época romana hasta el siglo XIX, cuando se depositaron en los almacenes del museo. Entre ellos hay piedras de molino de aceite y de trigo, tinajas, columnas de diversos formatos y material, capiteles de varias épocas, objetos funerarios.

Merida Alcazaba
Merida Alcazaba
Merida Alcazaba
Merida Alcazaba

Pórtico neo-gótico del siglo XIX

Para completar la visita a la Alcazaba me referiré a un pórtico neo-gótico construido a finales del XIX. Fue realizado por un particular, tapando parte de la Torre de la Pólvora y reutilizando materiales romanos y visigodos en sus columnas, siendo utilizado como zona expositiva.

En esta esquina norte del recinto se localizaba el palacio del gobernador andalusí. Posteriormente los cristiana alzaron la Torre de la Pólvora y el Conventual Santiaguista.

El capitel central, de mayor tamaño que el resto, es idéntico a otros capiteles romanos que los árabes reutilizaron en la Mezquita de Córdoba.

Merida Alcazaba Portico

Morería

La población musulmana que permaneció debió asentarse en la Morería (d), que al haberse reducido el perímetro de muralla en época árabe se encontraba en el exterior.

Merida Moreria

Iglesia de Santa Eulalia

Tras la reconquista, la Iglesia de Santa Eulalia (n) recuperó la importancia que había tenido en época visigoda.

Es un edificio por el que han pasado todas las épocas desde el cristianismo romano.

De planta basilical, se asienta sobre la estructura visigoda que habíamos visto.

Merida Basilica de Santa Eulalia

Iniciada la reconstrucción poco después de 1230, se efectúa sobre formas románicas tardías. De hecho, es el único edificio en Mérida con presencia del estilo románico.

Puerta abocinada románica con arco de herradura.

Merida Basilica de Santa Eulalia

El interior del templo corresponde al gótico.

Merida Basilica de Santa Eulalia
(Foto: Turismo de Extremadura)

En el siglo XVI, de transición al renacimiento, se abre la portada principal, en forma de arco tribulado.

Merida Basilica de Santa Eulalia

Mérida moderna

La prosperidad general una vez finalizada la Reconquista, también se hizo sentir en Mérida, con incremento de la economía y de la población.

Entre los siglos XVI y XVIII, junto a Llerena, fue la ciudad más importante del territorio administrado por la Orden de Santiago en la denominada Provincia de León.

Se mantiene dentro de los límites de la antigua cerca romana, aunque con menor ocupación de este espacio. El área entre la muralla medieval y la exterior romana se dedicaba a la agricultura y la ganadería.

La Mérida del Renacimiento se estructuró en torno al eje del Camino Real de Madrid a Lisboa, que, uniendo las Puertas de la Villa y del Puente, seguía el recorrido del Decumanus Maximus

Sobre la esquina norte de la Alcazaba, el espacio que atravesaba el Camino Real se constituyó en una Plaza conocida como Plaza del Rastro, que asumió el papel de centro urbano emeritense. Esta Plaza corresponde aproximadamente a la actual Plaza de España (g).

Vista de la entrada a la Plaza desde la esquina del Conventual Santiaguista.

Merida

La Plaza se aprovechó de la norma dictada por los Reyes Católicos de dotar a las ciudades de servicios municipales como ayuntamiento, carnicería, cárcel, pósito, etc., se instalaron en Mérida alrededor de ella, definiendo su carácter institucional y central.

Palacios

Los nuevos tiempos hicieron florecer distintos palacios vinculados a las familias más destacadas de la ciudad.

Palacio de los Vera Mendoza

El Palacio de los Vera Mendoza (g), es uno de los edificios más emblemáticos de la Plaza de España. Junto con la Casa de los Pacheco se utiliza como recinto hotelero. Seguramente se inició en el siglo XV, pero fue sometido a remodelaciones hasta el XVIII.

En la fachada se combinan dos estilos constructivos: el gótico final y el barroco clasicista. En el interior destaca un patio clasicista. En su fábrica se aprovecharon sillares de época romana.

Palacio del Conde de los Corbos

El importante estado de conservación del Templo de Diana se debe a que en el siglo XVI el Conde de los Corbos, aprovechó una parte de la cella (sala interior del templo) para construir dependencias de su palacio (l).

El palacio se realizó al estilo renacentista, aprovechando materiales romanos y visigodos.

Merida Palacio del Conde de los Corbos
Merida Palacio del Conde de los Corbos

Edificios religiosos

Concatedral de Santa María La Mayor

Después de varios siglos, Mérida recuperó en 1993 la dignidad de sede episcopal compartida con Badajoz.

Así pues, la Iglesia de Santa María ha pasado a ser concatedral (f). La tradición hace creer que la primera catedral visigoda se habría asentado en el mismo lugar, de lo que no hay suficientes evidencias para asegurarlo.

Se habrían iniciado las obras de la Iglesia de Santa María en 1480, sobre una antigua ermita. Ha estado sometida a numerosas remodelaciones a partir de entonces.

El templo correspondería al estilo gótico.

La entrada que da a la Plaza es de vano adintelado de estilo clásico. Encima un camarín del siglo XVIII con una imagen de Nuestra Señora de la Guía.

En la fachada de los pies, la Puerta del Perdón, es un sencillo vano neoclásico franqueado por pilastras.

Encima una simple torre campanario de planta cuadrangular.

Merida Concatedral
Merida Concatedral

Conventual santiaguista. Presidencia de la Junta de Extremadura

El Conventual santiaguista (b), que se edificó a partir de 1578, en uno de los ángulos de la Alcazaba, en el lugar que ocupaba el Comendador y casa de la Encomienda, por cesión del rey. 

Se construyó para acoger la residencia oficial del Prior de la Orden de Santiago, dignidad equiparable a la de los obispos, sobre la provincia de León de la Orden de Santiago.

Tuvo una vida efímera, ya que en 1600 la sede prioral se trasladó al Convento de San Marcos, localizado en la ciudad de León.

Su fachada principal, orientada hacia la Plaza del Rastro, es de rasgos clasicistas.

Entre el cuerpo del edificio y la iglesia a la derecha, se alza la torre del homenaje, que formaba parte del área palaciega de la Alcazaba.

Desde entonces, el edificio ha tenido diversos y variados usos, hasta que en la actualidad acoge la Presidencia de la Junta de Extremadura.

La Iglesia es actualmente auditorio de la Presidencia.

Convento de las Concepcionistas

El Convento de las Concepcionistas (j), fue fundado en 1588 como convento de clausura, y trasladado en 2009 a Sevilla. Sin uso actual.

Se observan dos portadas renacentistas de tradición gótica, posteriormente adornadas con motivos barrocos.

Merida Convento de las Concepcionistas
Merida Convento de las Concepcionistas

Hornito de Santa Eulalia

El Hornito de Santa Eulalia (n) es uno de los elementos religiosos populares más destacados de Mérida. Situado en el atrio de la Iglesia de Santa Eulalia, abocada a la calle.

En origen se trataba de una capilla gótica donde se veneraba una imagen de la Santa. La capilla rememora el horno en el que fue quemada la Santa.

En 1612 se la remodeló al estilo barroco, con un pórtico con elementos procedentes del templo romano de Marte, seguramente de la segunda mitad del siglo II d.C.

Merida Hornito de Santa Eulalia
Merida Hornito de Santa Eulalia

Humilladero

Entre los diversos monumentos dedicados a la patrona de la ciudad, Santa Eulalia, este humilladero (n) es del año 1612, construido al mismo tiempo que el Hornito. Estuvo colocado en el Camino Real de Madrid. Algunas de sus partes proceden de teatro romano.

Merida Humilladero

Convento-Hospital Jesús Nazareno. Parador de Mérida

El antiguo Convento de Jesús Nazareno (k), actual Parador Nacional de Turismo, se construyó en 1725 para cubrir la necesidad de conventos y hospitales en una ciudad asolada por las guerras con Portugal y las epidemias. El convento-hospital fue administrado por los Hermanos de la Orden Hospitalaria de Jesús Nazareno hasta su desamortización en 1839.

Destinado a diversos usos hasta que, en 1933, fue inaugurado como Parador de Turismo. Constructivamente es un edificio barroco clasicista por lo que su fachada, lejos del recargamiento de ese estilo, sorprende por su limpia sencillez solo rota por una puerta enmarcada por pilastras bajo un frontón triangular, óculos cuadrilobulados y dos escudos de piedra: uno, el de la orden hospitalaria, el otro que señala que el convento fue de patronato real.

Merida Parador Nacional de Turismo

Sobre ella, dos espadañas muy visibles desde la plaza que sirve de acceso al Parador.

En el interior, el convento contaba con una iglesia situada junto a una espaciosa enfermería, celdas, una gran cocina, amplios corredores, claustro y huerto.

Hospital Municipal. Hospital de San Juan de Dios. Asamblea Autonómica

En 1642 la orden hospitalaria de San Juan de Dios se hizo cargo de un Hospital Municipal (e).

La Iglesia, es el último edificio barroco construido en Mérida, construida entre 1764 y 1768.

Un patio cuadrangular en el hospital con doble galería de arcos.

Merida Hospital Municipal

Es la sede de la Asamblea de Extremadura, aunque actualmente, ha desplazado parte de sus actividades a otro edificio moderno adjunto.

Obras públicas

Acueducto de Rabo de Buey-San Lázaro

Entre las construcciones públicas más destacadas se encuentra la que se efectuó en los primeros años del siglo XVI, de renovación de la arquería en el acueducto de Rabo de Buey-San Lázaro (o) que salvaba el valle del Albarregas, y que abastecía de agua a la población.

Merida Acueducto de Rabo de Buey-San Lazaro

Mérida contemporánea

Siglo XIX

Superados los acontecimientos ocasionados por la Guerra de la Independencia, las desamortizaciones de 1835 y 1855 representaron un cambio importante.

Por un lado, el cambio de propiedad de las numerosas edificaciones que la Iglesia Católica tenía en la ciudad. Por otro, la venta de los vienes enajenados que pasaron a propiedad municipal parece que revirtió en la bonanza de las arcas municipales, realizando inversiones en infraestructura y servicios públicos.

A ello habrá que agregar un hecho que será significativo en la vida de la ciudad, como será la llegada del ferrocarril el 18 de julio de 1864. Se considera que la posición estratégica de Mérida en la red de comunicaciones favoreció la llegada del ferrocarril. Las obras de construcción tuvieron como consecuencia un aumento de la población y un resurgir económico, social y urbanístico. En estos años dobló su población hasta los 12.000 habitantes.

Puente de Hierro

Para salvar el río Guadiana, entre 1881 y 1883 se construyó un Puente de Hierro (s), siguiendo el proyecto original del ingeniero inglés William Finch Festhertone. El puente fue inaugurado en 1883 como parte de la línea ferroviaria Mérida-Sevilla.

Mide 605 metros de largo y 5,75 m de altura respecto al cauce medio del río, se apoya en diez pilas y dos estribos en los que se asientan once tramos de hierro de 55 metros de longitud, de centro a centro de cada recia pilastra granítica, y numerosas vigas de celosía del sistema “Linville”. Los largueros metálicos procedían de Bélgica y se montaron sobre el terreno a base de remaches calientes.

Es el único puente metálico que subsiste en Extremadura.

Merida Puente de Hierro

Plaza de España

El siglo XIX conoció un periodo de “regeneración urbanística” vinculada, entre otros aspectos, al crecimiento de la población, las desamortizaciones o la llegada del ferrocarril.

Una de las actuaciones que dejaron un impacto duradero fue la remodelación de la conocida como Plaza del Rastro, que pasó a ser la Plaza de España (g).

La Plaza del Rastro, que había sido desde el siglo XVI el punto de encuentro de la ciudad, donde se celebraba mercado, y numerosas fiestas civiles, con toros, teatro, o religiosas, reafirmó su centralidad con la incorporación durante este siglo de diversos edificios significativos. Era, además, un punto de suministro de agua mediante la Fuente de los cinco caños.

El resultado será una plaza ecléctica, con edificios predominantemente del siglo XIX, con soportales, pero cada tramo siguiendo el modelo arquitectónico del edificio sobre el que se sustenta. Recordar que en la esquina se sitúa la Concatedral, y a su lado el Palacio de los Vera Mendoza.

Merida Plaza de España
Merida Plaza de España

Fuente ornamental

Un elemento importante de la reforma fue urbanizar el centro de la plaza, e instala una fuente ornamental en el centro, en sustitución de la de los cinco caños.

Fuente de inspiración clásica fabricada en Lisboa.

Merida Plaza de España

Casa de Don Alonso Segundo Pacheco

La Casa de Don Alonso Segundo Pacheco, se trata de un edificio neoclásico de tres plantas, comenzando a construirse a comienzos del siglo XIX. Actualmente anexionada al recinto hotelero que ocupa el colindante Palacio de los Vera Mendoza.

Merida Casa de Don Alonso Segundo Pacheco
(Ilustración: Consorcio de Mérida)
Merida Casa de Don Alonso Segundo Pacheco

Casa Consistorial

En 1863 se comenzó a preparar el proyecto de la nueva Casa Consistorial con proyecto del arquitecto Manuel Villar, y se finalizó en 1865.

Edificio neoclasicista, añadiéndosele en 1883 el reloj, como bien queda reflejado en la inscripción.

Sociedad Círculo Emeritense

De finales de siglo, 1897, es el edificio de la Sociedad Círculo Emeritense.

De inspiración clásica, de dos plantas. Los bajos con arquería, y la planta superior con la parte central en forma de terraza.

Palacio de la China

Aunque es una obra de 1928, forma parte del paisaje actual de la Plaza.

El Palacio de la China es de estilo ecléctico, con influencia neomudéjar. Se construyo para galería comercial.

Panorámica de la Plaza de España

Entrando por el sur, por la actual Plaza del Rastro, veamos una panorámica, en el sentido de las agujas del reloj, de la Plaza de España.

Merida Plaza de España
Merida Plaza de España
Merida Plaza de España
Merida Plaza de España
Merida Plaza de España

Mercado de Calatrava

El Mercado de Calatrava (i), se construyó en 1887, ocupando el solar donde estuvo la iglesia del Convento de San Francisco, obra del arquitecto extremeño Ventura Vaca.

De estilo neomudéjar, en ladrillo rojo, pero entroncando con la arquitectura del hierro, en su estructura interna. Esta combinación de estilos caracteriza la arquitectura ecléctica emeritense de finales del siglo XIX y principios de XX.

Merida Mercado de Calatrava

Escuelas Públicas. Colegio Trajano

Una de las prioridades de finales del siglo XIX fue la educación. Para ello, en 1889 se construyeron las Escuelas Públicas (h), hoy C.E.I.P. “Trajano”.

Siglo XX

Se señala que, en el siglo XX, Mérida se ha reencontrado y reconciliado con su pasado.

Inicio de la recuperación arqueológica

El inicio de la excavación y recuperación arqueológica del Teatro Romano en 1910, se le podría considerar un hito de partida.

Desde el siglo XV existió cierto interés por el pasado arqueológico. En el siglo XVI se considera que se iniciaron la recopilación de fondos que después constituirían el Museo, a través del espíritu de formar colecciones por parte de diversas familias.

El siglo ilustrado propiciará el afán por la salvaguarda del conjunto arqueológico emeritense y su difusión, época en la que se registra la llegada de numerosos eruditos e historiadores. Será el tiempo de la creación de las primeras colecciones públicas.

El siglo XIX será inicialmente nefasto, con expoliación de obras hacia el extranjero como consecuencia de la Guerra de la Independencia, así como de ávidos coleccionistas foráneos. En 1838 se consiguió por decreto la creación de un Museo Arqueológico de Mérida, destinándose la iglesia del extinto convento de Santa Clara como “Depósito de Antigüedades”. Organizándose los primeros fondos en 1842. También fueron años de traslado de piezas valiosas a museos de Badajoz y Madrid.

En sentar las bases de lo que después se realizaría, fue esencial el papel que, ya en el siglo XX desempeñaron José Ramón Mélida y Maximiliano Macías.

Por fin en 1910, después de varios intentos en el pasado, se inició la excavación y recuperación arqueológica del Teatro Romano, bajo la dirección de José Ramón Mélida, ayudado por Alfredo Pulido, director del Museo, y Maximiliano Macías, secretario de la Subcomisión de Monumentos.

Los fondos iban aumentando y así se llegó a una primera instalación museística en 1929 en una readaptada iglesia de Santa Clara.

De especial importancia fue la creación en 1963 del Patronato de la Ciudad Monumental Histórico-Artística y Arqueológica de Mérida.

Plaza de Toros y otras edificaciones

Por su lado, la actividad constructora no se detiene con el cambio de siglo. En 1914 se inaugura la Plaza de Toros (r), ubicada cerca de los antiguos edificios de espectáculos de época romana. La obra se encargó al arquitecto Ventura Vaca, que ya había realizado el Mercado de Calatrava.

Merida Plaza de toros

Otras edificaciones, como el Matadero Regional, el Cuartel de Artillería o el Palacio de la China, que he citado al presentar la Plaza de España, corresponden a esta época. También fueron estos primeros años de siglo los de la introducción de la corriente modernista en edificios particulares.

Por otro lado, con el siglo se empieza a valorar turísticamente las potencialidades de Mérida. Prueba de ello fue que en 1933 se estableció un Parador Nacional de Turismo, presentado anteriormente.

Junto a ello florece una importante actividad cultural, que podría simbolizarse en una primera representación teatral por parte de estudiantes en el Teatro romano. Y en 1933 la representación de “Medea” de Séneca, en versión de Miguel de Unamuno, por la compañía de Margarita Xirgu. Se estaban poniendo las bases del futuro Festival Internacional de Teatro Clásico.

Museo Nacional de Arte Romano

Por fin, se consiguió la constitución y construcción del Museo Nacional de Arte Romano (m), inaugurado en 1986.

Se encargó la obra al arquitecto Rafael Moneo. Moneo se planteó que el museo tuviera el carácter y la presencia de un edificio romano. El arco de Trajano le inspiró de manera profunda.

Se trata de una de las obras más valoradas de Rafael Moneo, uno de los arquitectos españoles mas reconocidos internacionalmente.

Merida Museo Nacional de Arte Romano

Excuso la presentación del contenido del Museo, ya que no pude visitarlo, como expliqué en el Post de la Primera Parte de Mérida.

Mérida, Capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura

El año 1983 constituye un hito importante en el devenir histórico de Mérida, ya que recupera su papel de capitalidad con la que había sido creada, casi justo 2000 años más tarde. Recordemos que Emerita había sido fundada en el año 25 a.C.

En efecto, en 1983 se decide que Mérida sea la capital de la Comunidad Autónoma de Extremadura.

Un tercer momento de gran significación y proyección de futuro se produce en 1993 al ser declarada Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Merida
Merida

 

En esta secuencia, se produce un proceso de modernización que se reflejará simbólicamente en la construcción de una serie de edificios públicos e institucionales, apostando por una arquitectura de vanguardia y por arquitectos relevantes. Al tiempo que acondicionando la ciudad para recibir al visitante.

Unas pocas de estas actuaciones se producen en el centro de la ciudad, pero la mayoría se irán situando en una especie de corona que saltará la barrera de los dos ríos que la circunscriben.

Por su interés presentaré por orden cronológico de su inauguración los más relevantes.

1986. Museo Nacional de Arte Romano

Abre este panorama de modernidad arquitectónica el Museo Nacional de Arte Romano de Rafael Moneo, que, como he dicho, es uno de los arquitectos españoles de mayor prestigio internacional. Aún cunado esta realización dependió de una decisión desde Madrid, del Ministerio de Cultura, para la ciudad creo que representó un excelente punto de partida para el siguiente proceso de modernización.

No insistiré más en él, ya que acabo de presentarlo.

1988. Edificio Telefónica

Los arquitectos Junquera y Pérez Pita proyectan en 1988 el nuevo edificio de Telefónica (z), con la idea de conservar la tradición por la que muchos edificios de esta entidad han sido hitos de referencia urbana en numerosas ciudades españolas.

El resultado es un edificio de tres plantas, ligeramente descuadrado, con pórticos en sus dos fachadas principales.

Merida Edificio Telefonica

1990. Escuela de Administración Pública

En 1990 se inaugura la Escuela de Administración Pública (y), obra de Francisco Javier Saénz de Oíza. Es un edificio abierto hacia el interior rememorando la tradición mediterránea.

Merida Escuela de Administración Pública
Merida Escuela de Administración Pública

1991. Puente de Lusitania

Era necesaria la construcción de un nuevo puente que uniese los dos márgenes del río Guadiana y conectase la ciudad histórica con el área de expansión urbana al otro lado del río, hacia el sur.

El Puente de Lusitania (t), se encargó al ingeniero-arquitecto Santiago Calatrava, inaugurándose en 1991.

Tiene 480 metros de longitud, con un paso de peatones por el centro del puente. Un gran arco suspende la parte central del puente.

Merida Puente de Lusitania
Merida Puente de Lusitania

1992. Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

Aun cuando no figura en los catálogos de las obras destacadas de la modernización arquitectónica, me parece que vale la pena incluir aquí la Iglesia de la Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (p), de los Misioneros Redentoristas, por lo menos por dos motivos.

Es una obra que se integra en una zona periférica, en el barrio de “La Antigua” o barrio de casas blancas “Sindicales”. Y lo hace con una arquitectura que aporta modernidad, pero sin romper lo que podríamos llamar el “estilo” del barrio.

Al mismo tiempo, por los materiales, ladrillo y piedra, y por la forma, entronca con la arquitectura romana y con el Museo de Moneo. No he sabido encontrar el nombre del arquitecto.

Merida Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro
Merida Parroquia de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro

1998. Consejerías de la Junta de Extremadura en la Morería

Para hacer este gran edificio que alberga varias Consejerías de la Junta de Extremadura, se demolió el llamado barrio de Morería. Las excavaciones pertinentes que hubieron de realizarse para poder construir el edificio, aportaron una de las áreas arqueológicas más significativa del yacimiento emeritense. Inaugurado en 1998.

El edificio de las Consejerías de la Junta de Extremadura en la Morería (d), del arquitecto Juan Navarro Baldeweg sobrevuela esta gran excavación. Realizado para ser contemplado desde la orilla opuesta del río, se presenta como una continuación de la muralla de la Alcazaba.

Merida Consejerías de la Junta de Extremadura en la Morería

1999. Centro Cultural Alcazaba

Situado en pleno centro histórico, el Centro Cultural Alcazaba (c), del año 1999, es obra de los arquitectos Rafael Mesa y Jesús Martínez.

Concebido como “una gran galería cultural con dos calles interiores”.

Merida Centro Cutural Alcazaba (foto: Ayuntamiento)
(Foto: Ayuntamiento de Mérida)

1999. Biblioteca Pública Jesús Delgado

Realizada en granito, acero y vidrio, la Biblioteca Pública Jesús Delgado (x), se presenta en forma de tres cubos entrelazados a los que se une una gran rampa escalonada.

Obra del arquitecto Luis Arranz, de 1999, está situada en la margen izquierda del Guadiana, junto al puente Lusitania.

2003. Ampliación de la Asamblea de Extremadura

Por la entrada de la calle San Salvador, en 2003 se efectuó una intervención para acoger el nuevo hemiciclo de la Asamblea de Extremadura, sobre el Antiguo Hospital de San Juan de Dios.

La ampliación corrió a cargo de los arquitectos Elio García García, Carlos Rodríguez Alcoba y Javier Rodríguez Alcoba.

Es un ejemplo de introducción de la arquitectura contemporánea en pleno casco histórico que, en este caso, a mi parecer, creo que mejora notablemente el desproporcionado y de arquitectura “banal” edificio colindante.

Merida Ampliación de la Asamblea de Extremadura
Merida Ampliación de la Asamblea de Extremadura

2004. Palacio de Congresos y Exposiciones

También situado en la margen izquierda del Guadiana, junto al puente de Lusitania, el Palacio de Congresos y Exposiciones (w), del año 2004, es obra de los arquitectos Fuensanta Nieto y Enrique Sobejano y de la escultora Esther Pizarro.

El edificio presenta dos grandes volúmenes de hormigón unidos por una terraza.

Merida Palacio de Congresos y Exposiciones

La escultora Esther Pizarro realizó el relieve exterior basado en la topografía de la ciudad.

Merida Palacio de Congresos y Exposiciones

2008. IFEME - Institución Ferial de Mérida

El arquitecto José Luis Panadero proyecta, en 2008, las instalaciones de IFEME – Institución Ferial de Mérida (v), también situadas en la margen izquierda.

Parte de la base de unas naves fuera de uso de la antigua factoría industrial de la Cross, reconvirtiéndolas en pabellones de exposiciones y zonas técnicas, y añadiendo un edificio de nueva construcción.

Ha sido concebido para la realización de ferias empresariales como para actividades de índole cultural.

IFEME - Institución Ferial de Mérida

2009. Confederación Hidrográfica de Guadiana

En el año 2009 el arquitecto Rafael Moneo y Rafael Mesa, inauguran una nueva obra en Mérida: el edificio de la Confederación Hidrográfica de Guadiana (q).

Situado junto al Circo romano, su construcción hizo aflorar lo que se denomina Edificio asociado al Circo, que presenté en el Post anterior.

El edificio de Moneo y Mesa está formado por dos cubos de ladrillo con grandes oberturas a patios interiores, y unidos por una pasarela. Aportan la serenidad característica que da la obra de Moneo.

2011. Factoría Joven de Mérida

En el año 2011, los arquitectos Lucía Cano y José Selgas, inauguraron la Factoría Joven de Mérida (u), en este caso situado en la zona norte de la ciudad, al otro lado del río Albarregas.

Edificio innovador, tanto en el programa funcional (rocódromo, skate, talleres, …) como en el uso del policarbonato como principal material. Se trata de una arquitectura que podríamos calificar de “joven”, en consonancia con su función.

Merida Factoria joven (Google earth 2019-11-22)
Factoría joven (Google earth 2019-11-22)
Merida Factoria joven
Merida Factoria joven

Otros edificios

Sin ánimo de exhaustividad, paseando vas encontrando edificios de estos últimos años que contribuyen a esta innovación arquitectónica.

Merida Fundacion Cultural Santo Domingo
Fundación Cultural Santo Domingo
Estación Mérida ADIF
Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Extremadura Merida
Escuela Superior de Hostelería y Agroturismo de Extremadura
Dirección General de Política Social y Familia

Fin de la segunda parte de la visita

Finalizo aquí la presentación de la Mérida que muestra los recuerdos desde la época medieval musulmana hasta la actualidad.

Con los dos Post, creo que disponemos de una visión de conjunto de lo que aporta Mérida a la cultura e historia española.

En esta presentación de la ciudad de Mérida me ha parecido más interesante efectuar un recorrido cronológico por el contenido que se nos ofrece para ser visitado, que no una propuesta de itinerario. Al recorrer la ciudad, como es lógico, se irán entremezclando elementos de las distintas épocas, que quedará a criterio del visitante elegir.

La designación de Mérida como Patrimonio de la Humanidad lo fue por el conjunto de todo lo que contiene y ofrece. Esa totalidad es la que deberemos saber apreciar y disfrutar.

Bases de información

Enlace con el PostMérida (I): Romana y Visigoda

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies