El Corral de Concilio, Hotel con Encanto Restaurante. Reino de los Mallos en las provincias de Zaragoza y Huesca, es una joya en un diminuto pueblo. Combinación perfecta de hotel rural y exquisito restaurante.

El Corral de Concilio, Hotel con Encanto Restaurante. Reino de los Mallos

El Corral de Concilio

El Corral de Concilio, Hotel con Encanto Restaurante. Reino de los Mallos. Zaragoza

Concilio, Municipio: Murillo de Gállego. Reino de los Mallos. Comarca: Hoya de Huesca. Provincia: Zaragoza. Com. Autónoma: Aragón

En el kilómetro 33.5 de la carretera A-132, Concilio, c/ La Virgen s/n., Murillo de Gállego. 22808

Teléfono: 974 380 898, 659 279 128

Coordenadas: 42°18′18″N 0°44′41″O. Altitud: 521 msnm. Población: 13 habitantes (2018)

Web: elcorraldeconcilio

Video: Hotel con Encanto El Corral de Concilio

6 habitaciones

Estancia: 2019

Mapa de situacion El Corral de Concilio (Google maps 2019-06-03)
Mapa de situación El Corral de Concilio (Google maps 2019-06-03)

El Corral de Concilio, Hotel con Encanto Restaurante. Reino de los Mallos. Zaragoza

El Pirineo y Prepirineo aragonés, y su engarce con La Hoya de Huesca, forman un territorio geográfica e históricamente apasionante.

Allí se formó el Reino de Aragón y allí se detuvo la penetración sarracena. Cada rincón explica mil historias y leyendas, sobre todo de la Edad Media, a las que hay que acercarse a conocer.

Elección de la salida

Por la zona hay mucha oferta de alojamiento, pero ya me he llevado alguna decepción.

Por eso, cuando a través de Internet tuve conocimiento de El Corral de Concilio, un hotel con encanto y con restaurante, tuve la sensación que había encontrado un lugar ideal.

Avanzo ya que lo que me he encontrado ha sido muy superior a las expectativas que me había hecho, sobre todo, a la calidad y sabor de los platos que prepara Carlota.

Alojamiento: El Corral de Concilio

El nombre de El Corral de Concilio le viene de la conjunción entre un antiguo corral de ganado, perfectamente remodelado como hotel rural, y su localización en Concilio, un pequeño caserío aislado a lo largo de una calle, a 4 kilómetros del centro municipal de Murillo de Gállego, con 13 personas censadas. Por aquello de las divisiones administrativas del territorio, se encuentra en la provincia de Zaragoza en su límite con la de Huesca.

En El Corral de Concilio el calificativo de hotel con encanto se refleja en la personalidad del alojamiento y en sentirse particularmente bien acogido. Es lo que consiguen el matrimonio Carlota y Jorge, sus propietarios, con la colaboración de Jimena y Jesús, otro joven matrimonio que les ayuda.

Carlota, cuyo corral pertenecía a la familia, y Jorge, decidieron emprender una nueva vida lejos de Zaragoza donde residían, y se embarcaron en la aventura de rehabilitar el corral como hotel rural. El nacimiento de su primer hijo, ahora tienen dos, ya se produjo en Concilio, lo que fue un acontecimiento ya que era el primer niño que nacía en el pueblo en 53 años.

Un libro-álbum de fotografías que se encuentra en la sala muestra el proceso de rehabilitación hasta convertirlo en este encantador hotel abierto en 2006. El título del primer capítulo es revelador: “De como Carlota y Jesús encontraron un antiguo corral de ganado”.

El Corral de Concilio

Por mi parte, llego a Concilio y al final de la calle que forma el núcleo, a la izquierda, se encuentra el sobrio edificio del hotel, respetando exteriormente la estructura del corral de origen que, según está grabado en el dintel de la puerta, debía ser de 1826.

El Corral de Concilio
El Corral de Concilio

Enfrente un amplio parking en medio de la naturaleza.

Una gran sala en forma de L, desde la que se accede al patio, hace las veces de recepción y estar y, al fondo en el otro brazo de la L, se sitúa el restaurante.

El Corral de Concilio
El Corral de Concilio

Efectuados los trámites de recepción, Jorge me informa ampliamente de las posibilidades turísticas del entorno.

Por una escalera de piedra en el patio del corral me condice a la habitación.

De las seis habitaciones, todas con nombres vinculados al mundo rural, me ha correspondido El granero.

El Corral de Concilio

La habitación, bajo techo de vigas de madera, es cómoda y agradable, donde han jugado con la piedra y los colores de las paredes y techo.

El Corral de Concilio
El Corral de Concilio
El Corral de Concilio
El Corral de Concilio

Siempre me gusta, si es posible, buscar desde el exterior las ventanas que corresponden a la habitación en la que me alojo. En este caso las que correspondían al granero del corral.

Después de un confortable, tranquilo y silencioso descanso llega la hora del desayuno.

El bufet está compuesto por productos lo más ecológicos posibles y, siempre que es factible, por elaboraciones realizadas por ellos mismos. Por ejemplo, en un surtido de 8 mermeladas de elaboración casera o bollería propia. El resto productos de la zona.

El Corral de Concilio
El Corral de Concilio

Un punto fuerte de El Corral de Concilio es su restaurante. De la mano de Carlota ofrece una restringida carta, pero de una gran calidad y exquisitez. Parte de los elementos fundamentales de la cocina tradicional del territorio, pero les da una vuelta de modernidad y exquisitez superiores. Solo para comer allí vale la pena desplazarse.

El comedor ocupa un ala de la L que configura la planta baja. Es cálido y acogedor.

Un elemento que me fascinó fuel el gran pilar de piedra en el centro del lado de la entrada. Me rememoraba los pilares de la cripta del Monasterio de Leyre.

El Corral de Concilio
El Corral de Concilio

Un elemento fundamental del alojamiento es su patio. A él se abren tanto el estar como el comedor, y es el paso para acceder a las habitaciones por dos escaleras de piedra.

Con detalles decorativos repartidos por él.

El Corral de Concilio
El Corral de Concilio

La sala de estar es un espacio relajado donde poder leer un buen libro, por ejemplo sobre la comarca, entro los que ofrece sus biblioteca, saboreando una buena copa de Vino de la Tierra Ribera del Gállego.

El Corral de Concilio
El Corral de Concilio

Es evidente que, en las épocas propicias del año, la copa de vino podría habérmela tomado relajadamente en el patio.

El cuidado de los detalles sería otro elemento a destacar, en una mezcla que me atrevería a calificar de “étnica” de procedencias diversas, pero con coherencia final.

El Corral de Concilio
El Corral de Concilio
El Corral de Concilio
El Corral de Concilio

El sueño cumplido de Carlota y Jorge, y su trabajo cotidiano, y su buen hacer, se convierte en un placer para el visitante.

Se lo debemos agradecer a gente como ellos que ponen su felicidad a nuestro servicio.

Ni que decir tiene que estas son mis opiniones personales no mediatizadas por ningún compromiso comercial.

El territorio: Reino de los Mallos

El Reino de los Mallos, en el contacto del Prepirineo Aragonés con la Hoya de Huesca, por su naturaleza y por sus avatares históricos, es un territorio que ofrece múltiples posibilidades para nuestro disfrute.

Propuestas de salidas

Como siempre en este Blog, ofreceré mi experiencia personal, que no representa más que una ínfima parte de la que puede hacerse, dependiendo también de los intereses de cada uno.

Por ejemplo, no soy escalador, pero es un lugar ideal para los amantes de la escalada.

No es la primera vez que me he movido por estas tierras, por lo que haré un poco de trampa, e incluiré propuestas que pueden realizarse desde El Corral de Concilio, aunque alguna las había visitado con anterioridad.

Paseos por el entorno

Paseo por Concilio y entorno

Lo primero de lo que podemos disfrutar es del entorno del hotel.

Saliendo a la calle, a la izquierda podría dirigirme hacia el río Gállego, pero opto por recorrer toda la calle hasta la carretera, ya que El Corral de Concilio ocupa la última edificación.

Concilio Huesca

En el recorrido recibo un buen consejo.

Concilio Huesca
Concilio Huesca

Al otro lado de la carretera se encuentra la iglesia parroquial Virgen de Concilio, declarada Monumento Nacional en 1931.

Concilio Huesca

Solo hecho un vistazo a la Ermita, porque los Mallos de Riglos me atraen a lo lejos.

Sin pretender llegar a los Mallos, prosigo por el camino, acompañado por las nubes, los campos sembrados, las amapolas, algún olivo centenario y una casa semiabandonada.

Concilio Huesca
Concilio Huesca

Hasta tener una visión más próxima de la Millos de Riglos.

En este paseo relajado se me ha pasado el tiempo sin darme cuenta.

Regreso haciendo un pequeño rodeo para obtener una imagen de Concilio desde fuera.

Concilio Huesca

Visita a la iglesia parroquial Virgen de Concilio

Merece la pena dedicar un tiempo a visitar la iglesia parroquial Virgen de Concilio, que como ya he indicado es Monumento Nacional desde 1931.

Jorge os puede proporcionar la llave para que podáis visitarla.

A mí no me hizo falta ya que coincidió con el día de la romería a la Virgen, por lo que puede contemplarla con actividad.

Se trata de un edificio de origen románico, resto de un antiguo monasterio visigótico que se incendió misteriosamente en 1215.

Iglesia de Concilio Huesca
Iglesia de Concilio Huesca

Salidas de media jornada

Reúno en el mapa siguiente los puntos a visitar durante las distintas propuestas que efectuaré seguidamente.

En rojo señalo la localización de El Corral de Concilio, como punto de partida y retorno.

Los puntos de cada color corresponden a cada una de las propuestas.

El Corral de Concilio Sortides referencia (Google maps 2019-06-06)
Localización de las propuestas de salidas por colores para cada propuesta (Google maps 2019-06-05)

Ayerbe, Murillo de Gállego, Mallos de Agüero, Iglesia de Santiago, Mallos de Riglos

Esta propuesta se desarrolla por las localizaciones de los indicadores en verde alrededor de El Corral de Concilio.

Contiene 5 puntos de parada, con un recorrido total de unos 50 kilómetros y una duración del recorrido de poco más de 1 hora, sin contar, por supuesto, el tiempo que se destine a cada visita.

Aunque pueda resultar un poco extraño, me decidí a ir primero a Ayerbe, para después retroceder hasta Murillo de Gállego. Son solo 6 kilómetros de más y completa la media jornada.

Ayerbe

Enlace con el Post: Ayerbe (Huesca)

Ayerbe es la localidad más importante de servicios del entorno, con 972 habitantes (2018).

Contiene interesantes edificios como el Palacio de los Marqueses de Ayerbe, la Torre del Reloj y la Iglesia de San Pedro.

Ayerbe
Ayerbe

Además, puede visitarse el Centro de Interpretación Ramón y Cajal, ubicado en la casa donde vivió su infancia desde los ocho años.

Ayerbe

Murillo de Gállego

Retorno para dirigirme a Murillo de Gállego, vigilante sobre el río Gállego, con sus Mallos en su parte norte.

Murillo de Gallego

Con una impresionante Iglesia parroquial de San Salvador, de base románica.

Murillo de Gallego

Será un placer, subir y bajar por sus calles.

Murillo de Gallego

Mallos de Agüero

Como estoy en tierra de mallos, voy a ver los de Agüero.

Un mallo es una formación geológica vertical que presenta la forma de aguja, generalmente de materiales rocosos conglomerados.

Si la arcilla es importante como material conglomerante el color será rojizo, como es el caso de esta zona del Reino de los Mallos en el Prepirineo aragonés, donde pueden alcanzar alturas superiores a los 300 metros.

En esta zona los mallos no son exentos, y la imagen que ofrece la fotografía parece que proteja Agüero en su regazo.

Mallos de Agüer

La Iglesia de San Salvador, románico-gótica, presenta un tímpano algo apuntado, con un pantocrátor y los cuatro evangelistas.

Agüer Iglesia de San Salvador

Iglesia de Santiago

Después de un relajante paseo por el pueblo, retorno en dirección a Murillo. A unos 3 kilómetros me desvío hacia la izquierda para subir hasta la Iglesia de Santiago, declarada Monumento Nacional en 1920.

Mientras me dirigía a Agüero ya había visto aparecer su silueta en medio de la montaña.

Agüer Iglesia de Santiago

Ahora me detengo para contemplar esta construcción románica inacabada, de la cual solo se construyeron los tres ábsides a mediados del siglo XII.

Agüer Iglesia de Santiago

Mallos de Riglos

Para finalizar esta media jornada, pasaré al otro lado del río Gállego, para dirigirme a Riglos y ver desde la base los famosos Mallos de Riglos.

Ya me habían atraído en mi primer paseo por los alrededores de Concilio, y ahora podré comprobar el esplendor de su fama.

Antes de llegar a Riglos un amplio mirador nos ofrece una visión de conjunto.

Los Mallos son una fuerte atracción para escaladores de todo el Mundo. El mirador se ha aprovechado para instalar diversos monolitos y placas recordatorio de escaladores que desde hace muchos años han perdido su vida en las paredes de los Mallos.

Mallos de Riglos

También permite apreciar una panorámica del valle del río Gállego, con Murillo de Gállego al otro lado.

Murillo de Gallego

Zona septentrional del Reino de los Mallos

Otra media jornada la dedicaré a recorrer la zona septentrional del reino de los Mallos, por detrás de los Mallos de Riglos hasta Anzánigo.

El recorrido total, ida y vuelta, es de unos 50 kilómetros y 1 hora, sin contar tiempo de visitas.

Corresponde a los indicadores en amarillo del mapa anterior de referencias.

Santa María de la Peña

Pasado Murillo seguiremos paralelos al cauce del río Gállego en la abertura del desfiladero a través de Los Mallos hasta cruzar, en el lado norte, el Embalse de la Peña.

A continuación, dejo la A-132 para subir hasta Santa María de la Peña, integrada en el Parque Cultural de San Juan de la Peña.

Además de las panorámicas sobre el embalse cuenta con la Iglesia parroquial de San Sebastián, del siglo XII.

Santa Maria de la Peña

Triste

Seguiré ahora la A-1205 hasta Triste a unos 560 msnm y con 20 habitantes en 2018.

Como todos estos pueblos, se observa que han sido readaptados en gran medida como localidades de segunda residencia, en el que las panorámicas sobre el Embalse de la Peña deben jugar un papel importante.

Su Iglesia es la de la Virgen del Rosario, románica del siglo XII.

También se hace patente la presencia de chimeneas con “espantabrujas” típicas de estos territorios.

Triste Huesca

Estación Santa María y la Peña

La línea férrea Zaragoza-Canfranc, que pasa por Ayerbe y Riglos, ha efectuado un giro de 90º en su recorrido tras atravesar Los Mallos, y sitúa su estación en Santa María y La Peña, junto al pequeño núcleo de La Peña.

Por aquí pasa en la actualidad cuatro veces al día, dos en cada sentido, mañana y tarde, el Canfranero.

Estacion Santa Maria-La Peña

Anzánigo

Me adentro en la comarca del Alto Gállego, y finalizaré esta ruta en el primer pueblo, Anzánigo, con 29 habitantes (2018).

Integrado en la Ruta del Agua de Huesca, además de otros elementos hidráulicos vinculados al río Gállego (balsas, acequia, molino, etc.) destaca su puente de orígenes medievales del siglo XIII, con cinco grandes arcos de desigual luz.

Anzanigo Huesca

La arquitectura popular aporta otro de sus atractivos.

Anzanigo Huesca

También cuenta con la estación ferroviaria de Anzánigo.

Desde aquí reharé la ruta por el mismo camino, lo que me permitirá disponer de una nueva perspectiva de Los Mallos de Riglos desde el interior del desfiladero.

Castillo de Loarre

El Castillo de Loarre se encuentra a 18 kilómetros y 20 minutos de ida.

Dado que mi ruta fue un poco más extensa, la incluyo en las salidas de jornada competa.

Salidas de jornada completa

Castillo de Loarre, Aniés y Bolea

Enlace con el Post: Castillo de Loarre (Huesca)

La ruta por estas tres localizaciones, Loarre, Aniés y Bolea, requirieron un total de unos 60 kilómetros y 1 hora 30 minutos en total, sin contar el tiempo de visitas.

Corresponde a la posición de los indicadores en granate.

Castillo de Loarre

Emplazado en la cara sur de la Sierra Caballera, el castillo de Loarre es de origen real, promovido directamente por el rey Sancho III para controlar los territorios musulmanes de la Hoya de Huesca y, sobre todo, la posición de la localidad de Bolea.

Es un de los castillos románicos mejor conservados, y declarado Monumento Nacional en 1906.

En el centro de la fotografía, ligeramente desplazada a la derecha, sobre una colina se encontraba Bolea, el emplazamiento musulmán bajo vigilancia.

Castillo de Loarre

Para situarme en la perspectiva musulmana de como debían ver la presencia del castillo de Loarre, vigilante sobre ellos y desde donde podían proceder ataques y escaramuzas, me desplazaré hasta Bolea pasando por Aniés.

Aniés

El pueblo de Aniés, al margen de su iglesia parroquial de San Esteban, de origen románico muy modificada en el siglo XVIII, reclama la atención por hallarse en la base de la ermita de la Virgen de la Peña.

Anies Huesca

Bolea

En Bolea intento situarme en la perspectiva musulmana en relación con la presencia del Castillo de Loarre.

Castillo de Loarre

La Colegiata de Santa María, en lo alto del promontorio, es del siglo XVI, construida sobre un templo románico del siglo XII, del que se conserva la cripta bajo el presbiterio.

Bolea Huesca

Monasterios de San Juan de la Peña, Santa Cruz de la Serós

Esta propuesta nos lleva al núcleo del Parque Cultural de San Juan de la Peña, en la comarca de la Jacetania.

Visitaré los dos monasterios de San Juan de la Peña y la localidad de Santa Cruz de la Serós, en un recorrido de ida de uso 60 kilómetros y 1 hora de trayecto. Indicadores lila del mapa de referencia.

Real Monasterio de San Juan de la Peña

El Real Monasterio de San Juan de la Peña corresponde al monasterio medieval construido bajo una gran peña, de ahí su nombre, en un enclave a unos 1.200 msnm.

En el siglo X comenzó como centro eremítico y durante los siglos XI y XII fue centro del poder religioso y político. Así, acoge en su interior la sepultura de grandes reyes aragoneses y pamploneses.

Se trata de uno de los monumentos más importantes del Reino de Aragón.

Monasterio de San Juan de la Peña

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña

En 1705 los monjes se trasladan al Monasterio Nuevo, situado en un altiplano sobre la peña que cobijaba el Viejo, a unos 500 metros lineales. Este será de estilo barroco.

Monasterio Nuevo de San Juan de la Peña

Santa Cruz de la Serós

Enlace con el Post: Santa Cruz de la Serós

Por la carretera de descenso a unos 8 kilómetros, y entorno a los 700 msnv, aparece Santa Cruz de la Serós, un bonito pueblo de menos de 200 habitantes.

Santa Cruz de la Seros

Lo preside la Iglesia del Monasterio de Santa María, Monumento Histórico-Artístico, con origen a finales del siglo X.

Santa Maria de Seros Santa Cruz de la Seros

Monasterio de Leyre y Sangüesa/Zangoza

La salida hasta Leyre y Sangüesa/Zangoza comportó un recorrido en una dirección de 95 kilómetros y 1,30 horas sin contar tiempo destinado a las visitas. Indicadores azules en el mapa.

Me he desplazado hasta el antiguo Reino de Navarra para visitar dos de sus joyas.

Monasterio de Leyre

El monasterio de San Salvador de Leyre se remonta al siglo IX. Fue el panteón de los primeros reyes del reino de Pamplona.

Del antiguo monasterio queda la iglesia, con la impresionante cripta. Y algunas dependencias. No ha pervivido sin embargo el claustro.

La visita tuvo un punto de emoción personal por el hecho de que para acceder a la cripta y al templo como visitante individual, te ceden una llave para que tu mismo accedas a ambos recintos. El punto de emoción me lo produjo encontrarme solo y encerrado en cada recinto, pudiendo desplazarme con total facilidad por ellos.

Monasterio de Leyre

La cripta, que sostiene el presbiterio de la iglesia, es un lugar que me ha sobrecogido los dos veces que lo ha visitado.

Monasterio de Leyre

Sangüesa/Zangoza

A 17 kilómetros, 20 minutos, del Monasterio de Leyre, se encuentra la ciudad de Sangüesa/Zangoza, con 4.960 habitantes (2018). Estamos en pleno Camino de Santiago del ramal que entra por Somport.

Tengo la suerte de poder aparcar justo frente al puente de hierro que cruza el río Aragón. Al otro lado la iglesia de Santa María la Real, románica del siglo XII con aportaciones góticas posteriores.

La representación refleja gráficamente su importancia en la Edad Media.

Sangüesa

Una de las joyas más preciadas es el Pórtico de la iglesia de Santa María la Real.

Sangüesa Iglesia de Santa Maria la Real

Fin de la salida: el retorno

Pasar unos días en El Corral de Concilio me ha llevado a moverme por unos territorios en los que su personalidad actual se fraguó en unos momentos muy concretos, aquellos en que la línea de tensión entre moros y cristianos se estabilizó en esta zona.

Esta línea de tensión, muy vinculada al contacto entre el llano y la montaña configura paisajes de gran belleza y contraste. Territorio e historia nos ofrecen al viajero y turista actual infinidad de posibilidades.

Solo falta que la estancia en ellos resulte acogedora y gratificante. Es la que ofrece y consiguen Carlota y Jorge en su espléndido Corral. Bienestar físico y gratificación de los sentidos, especialmente a través de su sensitiva comida.

La fórmula es muy sencilla, querer hacer bien lo que haces, y disfrutar en ello. Es lo que esta pareja transmite: vivir lo que ofrecen.

Es una lástima que esta fórmula aparentemente tan sencilla no se prodigue.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies